Solo la paja y el ternero cruzado animan una Lonja contagiada por la Semana Santa de Salamanca

Mesa de cereales (Foto: Chema Díez)

Estabilidad en los precios de cereal, vacuno, porcino y ovino ante la llegada de varias jornadas festivas en las que se paraliza el mercado.

Estabilidad. No hay ninguna palabra que defina de mejor manera la situación de la Lonja de Salamanca este 21 de marzo ya que tan solo la paja y el ternero cruzado vieron modificado su precio al alza.

 

Eso es lo que se decidió en las mesas de cereales, ovino, vacuno de vida y carne y porcino, sin mucho movimiento ni alteración en una semana festiva y con muchos días de parón en el mercado.

 

De este modo, la mesa de cereales solo vio alterada su 'paz' por una subida de la paja (+1 euro), mientras que el resto de cotizaciones se mantuvieron estables con repetición para trigo, avena, centeno, cebada y maíz.

 

La mesa de ovino tampoco vio alterados sus precios con una repetición para todas las categorías de lechazos y de corderos pese a la petición de cuatro ganaderos de una subida de su valor. No en vano, los compradores insisitieron en que el sector no ha funcionado como se esperaba pese  a las fiestas de Semana Santa.

 

Por su parte, la mesa de vacuno de vida cotizó 0,03 euros al alza el precio de los machos de Primera Categoría, repitiendo el resto, mientras que el vacuno de carne siguió estable con una repetición de precios.

 

Por último, la mesa de porcino blanco e ibérico tampoco varió el precio de sus categorías a la espera de la Semana Santa.

 

Así, 'sosa' Lonja en una jornada sin apenas variaciones de precio.