Sólo dos empresas aspiran a los 150.000 euros del contrato para los 200 chalecos de la Policía Local

Son muchas las policías municipales de España que ya cuentan con chalecos antibalas entre su vestuario. TRIBUNA

El pliego de condiciones recibió los reparos de la intervención por sospecha de estar dirigido, y el jefe policial lo negó asegurando que media docena de empresas podían proporcionar los chalecos.

La mesa de contratación del Ayuntamiento de Salamanca decide este lunes sobre el contrato para proporcionar a la Policía Local los primeros chalecos reglamentarios. Son 200 unidades con las que los agentes del cuerpo contarán, al fin, con un equipamiento que demandan desde hace años y que, hasta ahora, se pagaban de su propio bolsillo. Sin embargo, este contrato ha sido polémico por las sospechas de estar dirigido a una empresa en concreto, y que se avivan ahora con la escasa concurrencia.

 

Según los datos de contratación, sólo dos empresas han presentado oferta; se trata de Tecnologías y Desarrollo Teyde, S.L. y Saborit International. Aunque presentar oferta es algo que depende única y exclusivamente de las empresas, el hecho de que sólo dos se hayan decidido a concurrir contrasta con las explicaciones que dio el Jefe de la Policía Local, José Manuel Fernández, en la comisión informativa de Contratación, donde dijo que hasta media docena de empresas eran capaces de proporcionar el equipamiento con los requisitos que él mismo había fijado.

 

El jefe policial tiene atribuídas facultades para intervenir en determinados contratos que afectan al cuerpo y a cuestiones de tráfico, entre otras, algo que ha generado las críticas de los partidos de la oposición que han pedido que deje de ser así porque no es competencia del jefe policial la contratación de servicios, bienes u obras. Pero con estas facultades, fue el encargado de elaborar el pliego de condiciones para este contrato, que parte con un montante aproximado de 150.000 euros, a razón de 775 euros por cada uno de los 200 chalecos antibalas y antipuñalada.

 

Los términos del pliego de condiciones ya generaron controversia hace unas semanas porque el informe de intervención advertía sobre la posibilidad de que el concurso estuviera dirigido a una empresa en concreto. Al parecer, que se habían acotado tanto los requisitos del pliego de condiciones que la competencia podría verse muy limitada al ser las especificaciones muy concretas. Por este motivo, el jefe policial fue llamado a consulta a la propia comisión, algo muy excepcional, para explicarse.

 

José Manuel Fernández dio una explicación profusa y negó que el contrato impidiera la concurrencia de varias empresas capaces de suministrar los 200 chalecos. Entre otras cosas, llegó a asegurar que cinco o seis empresas estarían en condiciones de presentarse al contrato para proporcionarlos. No convenció a los grupos de la oposición, que se abstuvieron, y ahora sólo se han presentado dos empresas.