Solo 28 denuncias en Salamanca durante la campaña de la DGT sobre el uso del cinturón y sistemas de retención infantil

Fueron 3.318 los vehículos controlados por la Guardia Civil entre los días 7 a 13 de septiembre.

La Guardia Civil ha controlado a 32.869 vehículos en las carreteras de Castilla y León y ha formulado 232 denuncias por infracción a la normativa, lo que supone un 0,71%, durante la campaña de la Dirección General de Tráfico (DGT) de especial vigilancia del uso del cinturón de seguridad y sistemas de retención infantil (SRI) en los vehículos, que se ha desarrollado entre el lunes 7 y el domingo 13 de septiembre. En Salamanca fueron 3.318 los vehículos controlados y 28 (un 0,84%) las denuncias formuladas.

 

El detalle del balance de la campaña por provincias es el siguiente:

 

controles cinturon seguridad

 

En la anterior campaña de estas características, que la DGT realizó entre los días 9 y 15 de marzo de 2015, en las carreteras de Castilla y León la Guardia Civil controló el uso del cinturón y sistemas de retención infantil en 50.272 vehículos (6.228 en Salamanca) formulando un total de 468 denuncias, el 0,93% (57 en Salamanca, el 0,92%).

 

No llevar puesto el cinturón de seguridad o no proteger a los menores cuando circulan en un vehículo con los sistemas de retención adecuados a su peso, estatura y edad es uno de los principales factores de riesgo en la carretera junto con la velocidad y conducir bajo los efectos del alcohol y/o drogas.     

 

No llevarlo supone, además, una infracción grave que tiene aparejada una sanción económica de 200 euros y la retirada de 3 puntos del permiso de conducir.

 

SISTEMAS DE RETENCIÓN INFANTIL

 

Al igual que no todos los adultos hacen uso del cinturón de seguridad en sus desplazamientos, con los menores ocurre lo mismo. No siempre son sentados y anclados correctamente en sus sistemas de retención infantil.

 

Para conseguir entre todos que ningún niño fallezca en accidente de tráfico por no ir correctamente sentado en su sillita, se incluyó en la reforma de la Ley de Seguridad Vial, la posibilidad que tienen los agentes de Tráfico de inmovilizar el vehículo si se viaja con menores y no se dispone del dispositivo de retención infantil.

 

Asimismo, para aumentar la seguridad y la protección de los menores y reducir la gravedad de las lesiones que pudieran  sufrir en caso de accidente, se ha modificado también la norma que lo regula, de modo que desde el 1 de octubre, además de que los menores de edad de estatura igual o inferior a 135 cm utilicen un sistema de retención infantil homologado y debidamente adaptado a su talla y peso, deberán situarse en los asientos traseros.