Solicitan que se investigue si es adecuada la obra realizada en un inmueble de la Calle Serranos

El inmueble situado en el número 1 de la calle Serranos

El inmueble, número 1 de la calle Serranos de Salamanca, sobre el que la Asociación 'Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio' pide una investigación está catalogado como protección ambiental A. 

La Asociación “Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio” ha solicitado al Ayuntamiento de Salamanca y a la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural que se investiguen las obras realizadas en el número 1 de la Calle Serranos, donde se sitúa un inmueble catalogado con protección ambiental A en el vigente Plan General de Ordenación Urbana de Salamanca.
 

Desde el año 2011 este edificio, y sin que haya llegado a tener uso alguno, se ha visto sometido a sucesivas intervenciones que han servido para el vaciado interior del mismo mientras que sobre su tejado se han levantado una nueva chimenea metálica y un nuevo habitáculo revestido con materiales inadecuados en el conjunto histórico.
 

Por ello, se ha solicitado que los técnicos investiguen si las obras se han realizado de acuerdo con el proyecto aprobado y si éste se ajusta a la normativa vigente en materia de protección del patrimonio y al grado de protección del edificio. En todo caso, el resultado de la transformación debe ser analizado y corregido.
 

De igual forma, el edificio catalogado contiguo (nº 3 de la Calle Serranos) dispone de una tercera planta, la cual altera notablemente la configuración de esa calle, y que se encuentra revestida de forma igualmente inadecuada.
 

Puesto que se trata de un área de cautela arqueológica, en la que son de aplicación previa las pautas y actuaciones establecidas por tal motivo, “Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio” ha solicitado conocer el resultado de las excavaciones arqueológicas realizadas en la parcela.

 


 

NÚMERO UNO DE LA CALLE SERRANOS
 

Este edificio fue catalogado por su destacada ubicación, los esgrafiados de la primera planta y el estilo popular de los siglos XVIII y XIX. Siendo un ejemplo de arquitectura popular, tenía un uso de vivienda, en las dos plantas superiores, y comercial, en el local.
 

Sobre el mismo se permite la restauración estructural, el mantenimiento de fachadas, la repetición de cubiertas y el mantenimiento de elementos originales. Se caracteriza por dar comienzo a la calle Libreros, contribuyendo notablemente al paisaje urbano y a formar el caserío histórico y, por tanto, el conjunto de la ciudad antigua en un entorno monumental.

 



La ausencia de un Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico-Artístico de Salamanca que evite la paulatina desaparición del caserío histórico de Salamanca conlleva la pérdida, por derribo o vaciado, de estructuras, de espacios, huecos, distribuciones, ensolados, etc. de las viviendas concebidas hace décadas y siglos.