Soleae recibe el premio Alimentos de España 2010 del Ministerio

Emprendedores. Sus promotores, Jesús Ángel Blanco y María Hernández, reciben el galardón “por su capacidad para poner en marcha un proyecto singular que abarca todas las fases del proceso productivo”
LORENA LAGO / ICAL
El Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino (MARM) anunció ayer la relación de galardonados en los XXIII Premios Alimentos de España, entre los que destacan dos de la Comunidad: los promotores de la empresa Soleae, de Salamanca, en la categoría de jóvenes empresarios, y la directora de Bodegas Ribón, Imelda Ribón de la Fuente, en mujer emprendedora.

En esta edición, el Premio Alimentos de España al Joven Empresariado ha recaído en Jesús Ángel Blanco Fonseca y María Hernández Hernández, promotores de la empresa Soleae, de Herguijuela de la Sierra, “por su capacidad para poner en marcha un proyecto singular que abarca todas las fases del proceso productivo hasta llegar al consumidor final, aportando así mayor valor añadido al producto y contribuyendo a la fijación de población”. La iniciativa puesta en marcha por los dos jóvenes apuesta por la recuperación de variedades locales de aceitunas. El jurado también destaca que junto a la comercialización en mercados de proximidad, con canales cortos, los empresarios “han abierto mercados en otros países”.

Uno de los promotores de esta iniciativa, Jesús Ángel Blanco, explicaba ayer a TRIBUNA que tanto él como su compañera, María Hernández, se encuentran “satisfechos con el galardón porque se trata de un reconocimiento a una iniciativa innovadora y en la que estamos trabajando desde hace tres años”.

No se trata, sin embargo, del primer galardón que reciben estos dos emprendedores afincados en la provincia salmantina. Y es que hasta la fecha, Soleae ha conseguido alzarse con el Premio Emprendedores de la Diputación, el Premio Emprendedores de Bancaja y el reconocimiento de la web de hostelería hosteleriasalamanca.com.

La labor que realizan estas dos jóvenes promesas del aceite está empezando a tener una amplia repercusión y cada vez son más los restaurantes que se interesan por contar con el aceite y la manzanilla cacereña entre sus productos estrella. De esta forma, Soleae está presente, además de en Castilla y León, en otras ciudades españolas como Barcelona, Santander y Madrid, aunque en la actualidad se trabaja también por conseguir un amplio mercado en el País Vasco y Galicia. Asimismo, la proyección internacional es otra de sus metas, como demuestra el hecho de que desde el pasado verano se han abierto líneas de exportación con Japón, donde ya están comercializando.

Según matizó Jesús Ángel, este año los olivos de Soleae han arrojado 3.000 litros de un aceite que se caracteriza por tener un sabor más picante y fuerte y con una mayor concentración al haber crecido en una tierra donde el agua ha escaseado.