Sobrinos, exconcejales y mujeres de ediles en el PP; empleados públicos y concurso abierto en Ganemos

Presentación de la campaña nacional de NNGG en Salamanca.

La polémica entre Mañueco y Ganemos Salamanca por los asesores enfrenta dos maneras de entender los nombramientos en la administración pública.

El alcalde Fernández Mañueco y el grupo Ganemos Salamanca están 'a palos' por el nombramiento de una asesora para estos últimos. Según el reglamento, les corresponde y tras el proceso de selección correspondiente, del que nada dice el reglamento, el alcalde se resiste a firmar el nombramiento, aunque el reglamento no le faculta. Mientras se resuelve, queda en evidencia la diferencia de criterios en la elección del denominado personal de confianza de los grupos municipales.

 

Así, desde el primer día de la legislatura el equipo de Gobierno de Fernández Mañueco ha ido ocupando los puestos que el reglamento le concede. En la anterior legislatura no hicieron uso de todos, pero esta vez es distinto. El criterio gira en torno a un requisito básico: pertenecer a un red que mezcla lo familiar y el partidoEl grupo municipal cuenta con dos asesores y tres coordinadores; estos cinco puestos están ocupados por el sobrino del alcalde y número uno de NNGG en Salamanca, Ángel Fernández Silva; el secretario general de NNGG en Salamanca, César Gómez-Barthe, el último nombrado; la exconcejala Gozo Merino; y María del Carmen Delgado, mujer del concejal Carlos García Carbayo. Hay uno sin cubrir, pero podría ser algo temporal.

 

Además, dispone de puestos de asesores en la Junta de Gobierno, a pesar de que es un órgano sin contenido en la actualidad. Hay tres puestos de asesor, dos ocupados por nombramiento del PP: el exconcejal Emilio Arroita y el que era asesor del concejal Sánchez-Guijo, Roberto Martín. También estuvo nombrado el atleta Antonio Sánchez, que ha dejado su puesto para dar entrada a Martín, que ejerció de asesor y que dio paso a su vez a Gómez-Barthe.

 

Por contra, desde el principio Ganemos Salamanca estableció un criterio claro en la contratación: se ha cubierto atendiendo a las candidaturas recibidas y con criterios de mérito y capacidad. Para cubrir los dos puestos que el reglamento le concede, un asesor y un coordinador, ha recurrido a sendos procesos abiertos a todos los empleados del Ayuntamiento, funcionarios o laborales, a los que se ofrecía ocupar el puesto. Así se hizo con su actual coordinadora y con el puesto que quieren cubrir de asesora; se trata de dos empleadas del Ayuntamiento. A pesar de ello, ya ha recibido críticas del PP anteriormente por querer cubrir ese segundo puesto, a pesar de que el reglamento le faculta, y de que los populares tienen diez personas trabajando para ellos entre el grupo, la junta de gobierno y la alcaldía.