Sobrados de motivación

Si hay una selección con ganas de sacarse la espina por su ausencia en la última Eurocopa, ésa es Inglaterra. Si existe un combinado nacional reforzado por los resultados en la cita entre selecciones del año pasado, ése es el de Estados Unidos. Si se buscan equipos sin nada que perder tras clasificarse contra pronóstico en la repesca, ésos son Eslovenia y Argelia
T. S.

En el grupo C del Mundial no existen dudas de que Inglaterra no debería pasar problemas para ser la primera que se clasifique para la siguiente fase. La amplia trayectoria mundialista de los del técnico italiano Fabio Capello y, sobre todo, las figuras que conforman el plantel británico, hacen de Inglaterra no sólo indiscutible favorito de este cuarteto sino además uno de los mejor situados para luchar por conquistar este Mundial de Sudáfrica 2010. Línea por línea, el conjunto británico se puede comparar o incluso supera a otras aspirantes al título mundial, y es en la portería donde se le puede encontrar el verdadero punto débil.

Una vez remarcado lo anterior, no hay que olvidar a un Estados Unidos que se clasificó de manera muy cómoda en su confederación y después del enorme crecimiento que ha tenido en los últimos años, se ve capaz de sorprender e incluso alcanzar la primera posición del grupo. Eslovenia y Argelia lograron la clasificación en el último momento pero precisamente vestirse con la piel de cordero es lo que mejor se le da a este tipo de selecciones que, después, se pueden descubrir como auténticos lobos hambrientos y fastidiar cualquier plan previo.

1. Los favoritos
Es difícil pensar en otro que no sea Inglaterra. Pese a que tendrán un duro enfrentamiento ante Estados Unidos en el debut de esta competición, los otros dos partidos ante Eslovenia y Argelia no deberían ser mayor obstáculo para los de Fabio Capello. Con ganar estos dos últimos partidos tendría el pase más que garantizado y nadie espera que falle en el debut así que si cumple los pronósticos, su clasificación puede ser de las más plácidas de entre los equipos que llegaron a los bombos del sorteo como cabezas de serie.

2. A ser el segundo
Si de algo están convencidos en Estados Unidos es de que serán capaces de mejorar su participación en el último Mundial de Alemania, donde no lograron pasar la primera ronda. Reforzados por los resultados que obtuvieron en la anterior Copa Confederaciones, también disputada en Sudáfrica, el combinado norteamericano no se da por satisfecho con nada que no sea la segunda plaza de este grupo e intentar seguir dando sorpresas en la ronda de octavos.

Eso sí, a optimismo no ganan a la selección de Eslovenia, donde están convencidos de que serán capaces de meterse en la pelea porque jugadores expertos no les faltan aunque tuvieran problemas hasta la repesca. Por último, aunque con tantas posibilidades como pueda tener Eslovenia, Argelia, tratará de apelar a su orden defensivo para intentar dar la que sería considerada campanada del grupo C. Ya consiguió sorprender dejando en el camino a la prometedora y favorita de su grupo selección de Egipto, así que nadie se fía de la selección africana.

3. Lo que vendría después
Inglaterra que es quien debe pasar a la siguiente ronda si las expectativas se cumplen y en octavos de final se encontraría posiblemente a Alemania o a Serbia, aunque muchos apuntan a una posible sorpresa australiana. Los cuartos ya serían otra historia, pero da igual el rival si realmente es cierto que los componentes de la selección inglesa se sienten preparados para repetir lo conseguido en 1966 en donde lograron hacerse con su único trofeo mundial.

4. Histórico
INGLATERRA: Participación en mundiales: Brasil 1950, Suiza 54, Suecia 58, Chile 62, Inglaterra 66 (campeón), México 70, España 82, Italia 90, Francia 98, Corea y Japón 2002, Alemania 06.

ESTADOS UNIDOS: Participación en mundiales: Uruguay 1930, Italia 34, Brasil 50, Italia 90, Estados Unidos 94, Francia 98, Corea y Japón 2002, Alemania 06.

ESLOVENIA: Participación en mundiales: Corea y Japón 2002.

ARGELIA: Participación en mundiales: España 1982 y México 86.