Sito, mito del unionismo, ante su gran reto

Salmantino y unionista, el nuevo entrenador de la UDS ha pasado por todos los estamentos del club hasta llegar al banquillo del primer equipo
D. G.

Fue entonces cuando cambió el Helmántico por el Antonio Amilivia, estadio de la Cultural Leonesa. Allí permaneció durante dos temporadas hasta que decidió poner fin a su carrera como jugador profesional.

A partir de ahí, Sito inicia la carrera que llega hoy a la meta con su presentación como entrenador del primer equipo de la UDS. En enero de 2001 se hace cargo del equipo de Liga Nacional de la UD Salamanca, en el que dirige a jugadores como Jorge Alonso, Montero o Ruby, que posteriormente serían parte de aquella Generación de Cambrils. Cuando Balta toma las riendas del primer equipo, en la temporada 2002/2003, Sito pasa a ser su segundo técnico y le acompaña hasta que el ahora director deportivo es destituido. Luego, en la aventura de Balta en el Zamora también aparece el nuevo entrenador unionista a su lado, hasta que en el año 2005 pasa a ser de nuevo segundo entrenador del Salamanca, con Javi López como máximo responsable del equipo. Durante las dos campañas del catalán, Sito realiza esas funciones. Su nombre se empieza a oír como alternativa para banquillos de Segunda B y alguno de Segunda, pero prefiere quedarse en casa. En la temporada 2007/2008 se hace cargo del filial unionista, al que consiguió dotar de una identidad marcada por el gusto por el balón y al que dejó clasificado en un meritorio sexto lugar, cerca de los puestos de play off.

Ha bebido de fuentes generosas: GarcíaTraid,Mesones, Neme, Lillo D’Alessandro, Alves, Rojo, Goikoetxea, Javi López o Amaral. Ahora está ante su gran reto: quiere hacerse un nombre y empezar a impartir lecciones desde el banquillo en su casa, en el Helmántico.