Sito incide en la presión y en la salida del balón en su primer día

MUCHO BALÓN. Sesiones eminentemente tácticas para comenzar una nueva etapa, con el balón como principal protagonista. CASI TODOS. Goikoetxea ya está a punto pero Despotovic continúa al margen
D. G.

Para empezar, contratiempo. Estaba previsto que el plantel unionista se ejercitara en Las Pistas, pero la intensa helada caída sobre el césped obligó a trasladar la sesión al Victoria Blázquez, de hierba artificial. Allí, después de una breve primera parte del entrenamiento marcada por el trabajo físico, el balón cobró inmediatamente el protagonismo con ejercicios de uno contra uno y disparo y posteriormente con trabajo específico para mejorar la presión sobre el rival y también la salida del balón desde atrás. Precisamente éstos son algunos de los defectos que presentaba el equipo de Oliva y, para empezar, Sito pretende que su once adelante las líneas de presión unos metros: “Sí, parece que es lo que quiere, que robemos el balón un poco más arriba y que luego tengamos la posesión”, señalaba Perico al término de la sesión matutina. El técnico dividió al equipo en dos grupos formados por defensas y atacantes. Por un lado formaron Gañán, Goiko, Murillo y Rossato, con Mario por delante, a los que presionaban Salva Sevilla, Hugo Leal, Cuéllar, Quique Martín, Toti y Linares, ¿primeras pruebas de cara a un posible once? Puede ser. En la otra mitad del campo, los defensas eran SitoCastro, Lombán, Zamora, Carlos y Edile, éste por delante, mientras que la presión la ejercían Kike, Azkorra, Laionel, Perico, Jurado y Endika. No estuvieron con el grupo Ranko Despotovic, que realizó carrera continua, ni tampoco Akinsola, que sigue quemando etapas y se reincorporará la próxima semana al trabajo del grupo. Respecto al otro jugador tocado físicamente, Goikoetxea, evidenció estar recuperado de su esguince de rodilla y podrá jugar contra el Cádiz.

En esta primera toma de contacto con Sito al frente también quisieron estar presentes tanto el presidente, Juanjo Pascual, como el director deportivo, Balta. En el entrenamiento, además, también destacó la mayor relevancia que adquiere Salva Pérez en el trabajo con todo el grupo y las charlas colectivas del propio Sito.

En la sesión vespertina, que tampoco se pudo llevar a cabo en Las Pistas porque había unas pruebas, de nuevo el balón tuvo el protagonismo con ejercicios de posesión, de defensa y ataque y con partidillos en espacio reducido. El nuevo Salamanca parte con las ideas claras. Ahora, a por los hechos.