Sindicatos y estudiantes unen fuerzas contra el decreto 3+2 y las plantillas en la Usal

Estudiantes en el Patio de Escuelas (Foto:F.Rivas)

Los estudiantes protestan hoy contra el cambio en las titulaciones universitarias. A su movilización se sumarán los sindicatos de los rabajadores de la Usal, que se concentran por la tarde por las políticas de personal.

El personal de la Usal y los estudiantes unen este martes fuerzas en una jornada con una doble protesta contra algunas de las políticas sobre la educación universitaria. Por un lado, contra el denominado decreto 3+2, el cambio en las titulaciones de grado para acortarlas un año y sumar otro a los máster, lo que encarecerá los precios finales de la formación. Y por otro, contra las políticas de personal de la Universidad de Salamanca, que enfrentan a los sindicatos del personal de administración y servicios, disconformes con las medidas del gerente y el vicerrector de Economía.

 

La primera protesta está prevista para las 12.00 horas en la Plaza Mayor, donde los sindicatos de los estudiantes han convocado a una protesta como la de hace unas semanas. El motivo, la disconformidad con el decreto que pretende cambiar la duración de los grados, para reducirlos de cuatro a tres años y hacer obligatorio cursar un máster de dos años en vez de uno. Una medida que aumentará el coste final de tener una formación adecuada para entrar en el mercado laboral, ya que el coste de un año de máster es superior al de un año de grado.

 

A esta protesa se sumarán los sindicatos que representan a los trabajadores de administración y servicios de la Usal, que han decidido reforzar la movilización estudiantil antes de celebrar la suya propia. Tras la convocatoria en la Plaza Mayor, por la tarde se concentrarán a las 19.00 horas ante la subdelegación del Gobierno en protesta por el efecto que las políticas de la administración central tienen sobre muchos trabajadores de las universidades públicas, con cuestiones como la reposición sobre la mesa.

 

Sin embargo, lo decisivo es que esta protesta llega en un momento de tensión entre los sindicatos y la Usal, concretamente, por las discrepancias entre los representantes de los trabajadores y el vicerrector de Economía y el gerente. Hace semanas que los sindicatos han conminado a ambos a reunirse para aclarar importantes cuestiones como el calendario laboral de 2015 (todavía no aprobado), convocar una mesa de negociación, aclarar el llamamiento de los nuevos interinos (que comenzó la semana pasada) o la modificación de la RPT. También por las críticas de los sindicatos a la costumbre de cubrir con comisiones de servicio muchas plazas en lugar de convocarlas a concurso abierto, una práctica poco transparente.