Sindicatos independientes de Liberbank se unen en plataforma y piden conocer los planes de la entidad antes de negociar

Sindicatos independientes de Liberbank
Emprenderán una línea "suave" de movilizaciones en contra de las medidas que propone la dirección, a la que piden la dimisión


VALLADOLID, 12 (EUROPA PRESS)

Los sindicatos independientes de Liberbank CSI-F, Csica, Corriente Sindical de Izquierdas, Apecasyc y STC-CIC han constituido una plataforma que comprende una representación del 40 por ciento de la plantilla que pretende llevar a cabo una actuación unitaria y conocer los planes de viabilidad, capitalización y de negocio de la entidad antes de negociar cualquier medida que se tome con la plantilla.

Los sindicatos se han reunido este miércoles en Valladolid y han asegurado que UGT y CC.OO. habían sido convocados al encuentro, pero no han acudido, aunque les volverán a convocar para tratar de buscar una unidad de acción de los sindicatos frente a las medidas que propone la dirección de la entidad --surgida de la unión de Caja Cantabria, Cajastur, Caja Castilla-La Mancha, Caja Extremadura--, encabezada por su presidente, Manuel Menéndez, a la que piden su dimisión.

El representante de Csica, Miguel Ángel Rodríguez, ha explicado que pretenden llevar a la mesa de negociación con la entidad, cuya dirección ha propuesto un expediente de regulación de empleo, pero además tienen la pretensión de conocer, "con carácter previo a negociar", el plan de viabilidad, de capitalización y de negocio de Liberbank.

La intención, ha añadido, es comprobar que la entidad es viable, generará negocio en el futuro y más adelante no se planteará un ERE que supondrá la destrucción de más empleo.

Por su parte, José Ramón Estévez, de Corriente Sindical de Izquierdas, ha señalado que la plataforma defenderá los acuerdos que tomen los trabajadores en las asambleas y ha adelantado que se llevará a cabo una línea "suave" de movilizaciones en protesta por las medidas propuestas para los trabajadores, con las que están en desacuerdo, motivo por el que piden la dimisión de la dirección de la entidad.

RESPONSABILIDAD DE LA DIRECCIÓN

Estévez ha afirmado que consideran que los directivos son los responsables de haber suspendido los test de estrés, de manera que "no han hecho bien su labor", por lo que, a su juicio, esa dirección no puede ser la que saque adelante a Liberbank, formada por entidades con un futuro "importante", "sólidamente" implantadas en los territorios, y por ello defenderán el futuro de la empresa.

Miguel Ángel Rodríguez ha recordado que la última reunión que mantuvieron con la dirección "no sirvió para nada" porque no se pudo negociar, sólo volver a repetir la postura de la empresa y asegurar que las medidas quedaban en suspendido hasta que las autoridades monetarias no se pronunciaran sobre el plan de viabilidad.

Entre las medidas que están sobre la mesa dentro del plan de reestructuración, que afecta a unos 5.500 empleados, están la suspensión temporal de contratos del 60 por ciento de los trabajadores, ajustes salariales que podrían ser del 7 al 11 por ciento, una reducción de jornada de media hora que "no da tiempo" a cumplir y supondría rebaja de salario y otras medidas como suprimir aportaciones a planes de empleo, ayudas a formación o beneficios sociales de las cajas socias.

Respecto a estas medidas, José Ramón Estévez ha asegurado que son "engañosas" y ha insistido en que quieren conocer el plan de viabilidad que se baraja porque sin conocerlo no se pueden sentar a negociar y ha reiterado la petición de que dimita la dirección porque los problemas llegan en las decisiones que toman ellos, de manera que "cambiaría totalmente la situación para la plantilla y los usuarios".

Además, ha incidido en que con estos directivos hay conflictos de todo tipo, desde despidos de sindicalistas hasta la utilización de la movilidad geográfica pactada para obligar a rescindir contratos, es decir, medidas utilizadas "torticeramente" para llegar a despidos, ha añadido.

En términos similares se ha expresado Miguel Ángel Rodríguez, quien ha recordado que los directivos se han incorporado a la gobernanza de estas cajas después de haber demostrado su "impericia" que son "pésimos gestores".