Sin preguntas y moderado por La Gaceta: el debate que quería Fernández Mañueco

Alfonso Fernández Mañueco y el coordinador de campaña del PP, Fernando Rodríguez.

El equipo de campaña propuso al PSOE que el director de La Gaceta moderara el cara a cara entre Mañueco y Cabero. También se negó a la propuesta de la ASPE que defendían los socialistas para que hubiera presencia de periodistas de todos los medios y pudieran preguntar.

Este martes los candidatos a la alcaldía de los dos grandes partidos, PP y PSOE, se medirán en un cara a cara. El debate será televisado por TVCyL/La8, moderado por su responsable de informativos y se regirá por un esquema de cuatro bloques con una exposición inicial de dos minutos y medio, cuatro bloques temáticos con dos minutos para cada uno, réplica y contrarréplica y una intervención de cierre que se encuentra entre los más conservadores de todos los posibles. Por ende, está en todos los sentidos muy lejos de lo que podía haber sido porque el equipo de campaña de Fernández Mañueco se negó a aceptar algunas propuestas y planteó detalles sorprendentes.

 

Tras asumir PSOE y PP la necesidad de celebrar un debate entre sus dos cabezas de lista, a finales de abril empezaron las negociaciones para establecer las reglas del juego. Al primer contacto los socialistas acudieron con la propuesta de la Aspe que proponía una fórmula novedosa: moderar desde la asociación de la prensa salmantina un debate que incluyera una ronda de preguntas de periodistas de todos los medios que quisieran participar. La idea tomaba el ejemplo de los debates en TVE, moderados por la academia de la televisión, y el funcionamiento de otras fórmulas televisivas con preguntas a líderes políticos.

 

Sin embargo, el equipo de campaña del PP rechazó esta posibilidad argumentando que no es una asociación representativa y que podría haber medios que no se sintieran a gusto con esta intermediación. Según ha explicado la dirección de Aspe a TRIBUNA, la propuesta incluía a todos los medios sin excepción y iba más allá de si los periodistas participantes pertenecían o no a la asociación. De hecho, en reuniones previas numerosos medios mostraron a la Aspe su voluntad de participar. Lo sorprendente fue la propuesta del negociador del PP, el coordinador de campaña Fernando Rodríguez.

 

Tras haber rechazado la intermediación de Aspe por no ser representativa de todos los medios, Rodríguez se descolgó con la petición de que el debate fuera moderado por una persona que, a su entender, sí lo era: el director de La Gaceta Regional de Salamanca, Julián Ballesteros. A nadie se le escapa la afinidad entre este medio y Fernández Mañueco y el tenor de la crítica que ha ejercido sobre sus actuaciones, por lo que la propuesta fue toda una sorpresa para los interlocutores socialistas. Más todavía cuando la alternativa que puso sobre la mesa el PSOE había sido rechazada por no ser plural.

 

 

MEJOR SIN PREGUNTAS

 

El rechazo al modelo planteado por la Aspe a los dos grandes partidos implica también la negativa por parte del jefe de campaña del PP a que Fernández Mañueco tuviera que enfrentarse a preguntas que escaparan al control férreo que presidirá el cara a cara con Cabero tal y como ha quedado definido. La propuesta de la asociación de la prensa salmantina incluía la participación de periodistas de todos aquellos medios que así lo creyeran oportuno; su intervención se organizaría para ocupar uno de los bloques con una serie de preguntas que, por sorteo, se podría realizar indistintamente a ambos candidatos.

 

Esta posibilidad abría la puerta a preguntas incómodas que, por el esquema escogido, iban a quedar fuera de las intervenciones de los dos candidatos. Preguntas en las que Fernández Mañueco se tendría que retratar en cuestiones como el retraso de las obras en La Aldehuela, la polémica gestión de los contratos de servicios y obras, la marcha atrás en el parking de Comuneros o el escándalo de la financiación irregular de su teniente de alcalde y coordinador de campaña, Fernando Rodríguez.