Sin noticias del nuevo 'Merca' dos años después de los primeros trámites

El centro comercial Los Cipreses.

El PSOE preguntará en el pleno por el proyecto para recuperar el centro comercial Los Cipreses, al que se concedió licencia y la ampliación de la cesión en mayo de 2014. 

El proyecto para reactivar el histórico 'Merca 80' lleva dos años esperando por una tramitación que parece se le ha atragantado al Ayuntamiento de Salamanca. En mayo de 2014, el consistorio aprobó una prórroga del contrato de explotación hasta 2039, condición que Mercasa pidió a cambio de llevar a cabo esta remodelación. El pasado mes de julio ya se solicitaron los primeros permisos, en agosto se dierion licencias y el proyecto cuenta con licencia ambiental. Sin embargo, las obras no empiezan.

 

Esto es lo que quiere aclarar el PSOE, que teme que a pesar de las promesas de empleo y modernización para el barrio de Garrido, el Ayuntamiento no ha sido todo lo diligente que cabía esperar. Hay que recordar que, en diciembre de 2015, se aprobó la concesión de la licencia de obras para poner en marcha la remodelación del centro comercial, un proyecto de algo más de 2 millones de euros con el que la sociedad propietaria de la superficie comercial, la sociedad estatal Mercasa, pretende revitalizar el lugar. Sin embargo, han pasado cinco meses y nada se ha vuelto a saber, salvo que los socialistas se han interesado por el tema, lo que ha podido obligar a reactivarlo.

 

Con el proyecto claro y el Ayuntamiento dispuesto a conceder licencias, el problema podría residir en la escritura de la titularidad de las instalaciones, necesaria para hacer las cesiones y dar los permisos necesarios. La remodelación va a ser profunda e incluye derribar parte de las actuales construcciones para construir un parking de superficie de unos 6.000 metros cuadrados; se tirará la zona destinada a comercios minoritarios. Además, está previsto remodelar todo su interior y adaptar parte de sus dependencias para albergar un supermercado de grandes dimensionespara lo que ya se ha llegado a un acuerdo para una gran firma distribuidora. Y sin unas escrituras perfectamente claras no es posible ir adelante con el proyecto.