Sin complejos, al asalto del liderato

El equipo charro se mide a un Alcalá en puestos de descenso y puede aprovechar el difícil duelo del Tenerife ante el Atlético B
La UD Salamanca juega a partir de las 12 horas del domingo en la localidad madrileña de Alcalá de Henares con la posibilidad de terminar líder la octava jornada de la competición liguera. Deben aprovechar los charros, además, este primer encuentro lejos del Helmántico, ya que la próxima semana juegan de nuevo fuera, esta vez ante un rival más complicado a priori, el Avilés.

Gracias a la ayuda de la familia Hidalgo, el equipo además podrá dormir en Madrid esta noche para llegar al encuentro más descansado que si viajara en el mismo día como estaba pensado hacer en un primer momento. Este hecho, junto a la confianza acumulada por los charros tras cinco jornadas consecutivas sin perder hacen crecer el optimismo alrededor del equipo salmantino.

Sin embargo, el técnico salmantino Gorka Etxeberria quiere que nadie se confíe, ni dentro ni fuera del equipo blanquinegro y aseguraba durante las semana: "Ellos son muy ofensivos, tienen bastante descaro y no salen a especular y el problema es que no hacen gol y no tienen fortuna, en cuanto marquen empezarán a puntuar". De hecho, el técnico de la UDS ha subrayado que sería un error juzgar a su próximo rival solo por la posición que ocupa en la tabla.

Sobre el campo, todo parece indicar que se repetirá el once de la pasada semana, con la única duda del lateral izquierdo, donde podría jugar o bien Coque, o bien Pol Bueso, colocando a Ladero como central, al igual que sucedió ante el San Sebastián de los Reyes.

Para el choque ante el Alcalá, Etxeberria ha dejado fuera a Carlos de la Nava, Alexis de Paz, Manasé y Sergio Ramos por lesión, y a Pons, por decisión técnica.