Sin cereal, sin cotizar

La mesa solo cotizó el maíz, que sigue muy estable, a la espera del inicio de la cosecha de cebada y trigo, con una escasez de operaciones.

Sin cereal y sin cotizar. Ése es el resumen de una mesa que espera la llegada de una nueva cosecha para fijar un nuevo precio de la mercancía en las operaciones que se lleven a cabo aunque el agricultor almacene el cereal a la espera de una subida.

 

El retraso acumulado en la recolección, la escasez de operaciones y de género han provocado que la mesa, de mutuo acuerdo, tomase la decisión de dejar de cotizar. También se quedaron sin precio las lentejas con una repetición de los forrajes. 

 

Así, trigo panificable, trigo para pienso, cebada, avena y centeno quedaron sin precio con acuerdo entre las partes que destacaron que ésta era la mejor opción dadas las circunstancias actuales del sector.

 

EL MERCADO SIGUE GANANDO ENTEROS

 

Por otro lado, el mercado de ganado contó con 1.372 animales de menos calidad y peso que otras semanas, pero con buenos movimientos en una manaña donde las operaciones comenzaron muy rápido para ralentizarse más tarde.

 

Además, la mesa de vacuno de vida decidió una subida de 0,03 euros para las hembras y repetición para los machos, aunque algunos ganaderos hicieron hincapié en que las hembras merecían una subida mayor por la buena tendencia de las semanas pasadas.

 

Ante esta subida de las hembras, el presidente de la mesa, Eloy García, destacó que de seguir así los machos, "la semana que viene a lo mejor hay que bajarlos".

 

Por último, la mesa de vacuno de carne siguió con la tendencia de las últimas semanas y bajó 0,03 euros el precio de los machos con una repetición de las hembras que se mantienen estables.