Silvia González agradece a las peñas el civismo mostrado durante las fiestas de Santa Marta

La concejal de festejos del Ayuntamiento de Santa Marta, Silvia González, durante la presentación del balance de fiestas 2015. (Foto: David de Jesús).

La concejala de fiestas de Santa Marta, Silvia González, ha hecho un balance positivo de las fiestas de Santa Marta consciente de lo que ha pasado en años anteriores con los daños al mobiliario urbano. 

La concejala de fiestas de Santa Marta, Silvia González, está orgullosa de las fiestas de Santa marta 2015 porque "han sido un ejemplo de civísmo y han sabido compaginar el descanso de las personas con la diversión de los jóvenes"

 

La responsable de fiestas ha querido destacar a los medios de comunicación que no ha habido ni una sola denuncia por verbenas o por fiestas musicales por parte de los vecinos en cuanto a los niveles de ruido y que las fiestas se han desarrollado, en términos geneales, con absoluta normalidad y sin incidencias. 

 

La polícia local se ha encargado este año de los diferentes dispositivos de seguridad y ha estado presente en todas las actividades. El aumento de efectivos policiales por parte del Ayuntamiento ha contenido a los ciudadanos de repetir los actos bandálicos de años anteriores. 

 

Durante todo el desarrollo de las fiestas de Santa Marta se han hecho diversos controles de drogas y alcohol. En el término municipal se han realizado más de 200 controles de alcoholemia con solo 4 positivos. 

 

Los espectáculos taurinos han sido un éxito, según Silvia González, y la plaza ha estado llena todos los días con un aforo permitido de 4.000 personas. 

 

La paella popular solidaria para Proyecto Hombre tuvo unas 1.000 personas participantes y la degustación de la carne tuvo una presencia de unas 1.500 personas. 

 

La responsable de los festejos ha querido agraceder a todas las peñas de la localidad la alta participación en todos los actos organizados por el Ayuntamiento de Santa Marta y su civismo a la hora de comportase en los diferentes actos. "El miedo siempre está ahí, pero la confianza depositada en las peñas ha dado sus frutos", ha asegurado Silvia González.