Silvia Clemente observa "ventajas" para la remolacha en Castilla y León al tener en cuenta los históricos de producción

Cultivo de remolacha.

"No nos hemos olvidado de la remolacha porque es un sector que tiene que afrontar la desaparición de las cuotas en 2017", indicó la consejera.

La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, se ha mostrado convencida de que Castilla y León será la principal beneficiara de las ayudas asociadas del nuevo marco europeo que se destinarán a la remolacha y que contarán con un total de 16 millones de euros a nivel nacional.

  

"No nos hemos olvidado de la remolacha porque es un sector que tiene que afrontar la desaparición de las cuotas en 2017", ha aclarado la consejera en su segundo turno de palabra en su comparecencia en la Comisión de Hacienda de las Cortes donde ha presentado el proyecto de presupuestos de su departamento para 2015.

  

Para Silvia Clemente, el tiempo que queda aún hasta 2017 es "muy importante" para complementar el precio que va a tener la remolacha y asegurar que el cultivo se mantiene.  En este sentido, ha augurado una compensación "justa" que va a obedecer al esfuerzo que han realizado los profesionales en este cultivo.

  

Del mismo modo, se ha mostrado convencida de que habrá "condiciones muy ventajosas para Castilla y León" ya que ha hecho valer ante el Ministerio una voz "bastante fuerte" para que se tengan en cuenta los históricos de producción, "muy altas" en el caso castellanoleonés a diferencia de lo que ocurre en otras regiones.

  

En este sentido, ha insistido en que la remolacha va a tener también un nivel de ayudas asociadas que rondará en torno a los 16 millones de euros anuales donde ha argumentado ese beneficio para Castilla y León donde está el 88 por ciento de la superficie destinada a esta producción.

  

"Esa es una prioridad en la que ha estado Castilla y León, en la exigencia de una ayuda especial para este cultivo por la importancia social que tiene en la Comunidad Autónoma", ha concluido, al mismo tiempo que ha apelado al compromiso del Gobierno central de hacer una revisión en 2016 de la PAC para llegar al nivel máximo de ayudas asociadas que contempla el Reglamento de la reforma para sectores vulnerables.