Silvia Clemente afirma que la región es la "mejor preparada" para afrontar el fin de las cuotas lácteas

Ha defendido el modelo impulsado por la Junta en este sector, un "modelo social" de producción de leche en el que "los ganaderos cobran tres céntimos más por litro de leche".

La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, ha asegurado que Castilla y León posiblemente sea la Comunidad Autónoma "mejor preparada" para afrontar la desaparición de cuotas lácteas dado el esfuerzo realizado el innovación y desarrollo que se ha llevado a efecto en los últimos años.

  

Clemente ha respondido de este modo a una pregunta planteada ante el Pleno de las Cortes por el procurador socialista Juan Luis Cepa, quien ha lamentado la "constante pérdida" de ganaderos desde la "entrega de España en la UE" lo que ha supuesto 39.043 ganaderos menos en el ámbito nacional, (-95,32 por ciento).

  

Ante esta situación Cepa ha manifestado su preocupación ante el volumen de vacuno de leche en la Comunidad con 1.500 explotaciones lecheras en activo, un censo de 102.000 vacas reproductoras y 45.000 terneras y novillas para reposición.

  

Así, Clemente ha insistido en que el sector de vacuno de leche es uno de los que "más preocupa" a la administración y ha recordado que en 2009 cuando los precios de la leche comenzaron a bajar "de manera estrepitosa" Castilla y León impulsó un plan estratégico de apoyo en el que se incorporaron medidas  para "mejorar la competitividad y la comercialización" con la creación de una mesa de la leche.

  

Todo esto ha llevado, según los datos de la consejera, a que las explotaciones hayan pasado de producir en 1997 una media de 71 toneladas por explotación a cerca de 392 toneladas en la actualidad, "fruto del esfuerzo ganadero y de la administración en las líneas de modernización de vacuno de leche", que, como ha destacado, ha posibilitado que se haya pasado de una producción anual de 730.000 toneladas en 2007 a 779.000 en la actualidad.

    

Por último, Clemente ha defendido el modelo impulsado por la Junta en este sector, un "modelo social" de producción de leche en el que "los ganaderos cobran tres céntimos más por litro de leche", lo que lleva a que los profesionales acogidos a la marca 'Tierra de Sabor' cobren 21.000 euros al año más. "Nuestras medidas han dado resultados", ha concluido.