Sigue la 'ola de calor' en Salamanca con 25 y 23 grados de máxima el último fin de semana de octubre

Las previsiones de la Aemet indican que hasta el martes 28 de octubre continuará esta tendencia calurosa.

El tiempo estable y los cielos despejados con temperaturas más altas de lo normal continuarán este fin de semana y hasta el martes, cuando los termómetros iniciarán un descenso paulatino hasta final de mes, por lo que el próximo fin de semana se prevé de temperaturas normales, más acordes con la estación, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

  

Así lo ha explicado a Europa Press el portavoz de la AEMET, Ángel Alcázar, ha señalado que el fin de semana el tiempo seguirá "bastante" estable y que este viernes únicamente podría haber alguna tormenta en Picos de Europa, mientras que el sábado será, en general, estable para toda la Península.

  

Sin embargo, a última hora de la tarde y al principio del domingo puede haber alguna tormenta en Picos de Europa y habrá inestabilidad en Pirineos, Cataluña y Baleares, donde puede haber tormentas que "no serán muy importantes".

  

Asimismo, ha añadido que el domingo también llegará algo de nubosidad y que habrá posibles chubascos en las islas occidentales de Canarias.

  

En cuanto al lunes, el portavoz ha indicado que será un día "muy parecido", ya que se espera inestabilidad en el nordeste peninsular y en la parte más occidental de Canarias. "La única novedad", segúnha apuntado, es que esta inestabilidad podría llegar también a la Comunidad Valenciana, aunque los chubascos en estas zonas no serán significativos.

  

A continuación, ha dicho que entre la noche del martes y el miércoles llegará un frente por el noroeste que "barrerá" buena parte de la Península, donde dejará precipitaciones y que "marcará el inicio de un cambio de tendencia".

  

En concreto, ha dicho que el miércoles se esperan precipitaciones importantes en Galicia aunque por acumulación más que por intensidad u que el jueves se prevé nuevamente tiempo estable, aunque el viernes llegará un nuevo sistema frontal que afectará "sobre todo" a la mitad norte, aunque no se descarta nubosidad y precipitaciones en el resto de la Península.

  

En cuanto a las temperaturas, Alcázar ha indicado que bajarán entre el lunes y el martes, sobre todo en el área mediterránea y el viernes volverán a bajar. "El resultado es que a partir del miércoles quedan las temperaturas un poco por encima de lo normal pero serán más parecidas a los que corresponde a esta época y el viernes volverán los valores normales de un 31 de octubre", ha pronosticado el portavoz que ha confirmado que el 'veranillo' durará hasta el martes y que poco a poco se normalizará la situación.

 

CALOR POR LA FALTA DE AIRE

  

Alcázar, a su vez jefe de predicción de la AEMET, ha explicado que la situación anómala de calor se debe a que España ha estado bajo la influencia de un anticiclón durante la cual no han entrado masas de aire, por lo que había pocas nubes, radiación solar y sin viento significativo. "Ha sido más una situación de estancamiento de la situación meteorológica porque la masa de aire no ha evolucionado hasta que llegue el flujo de componente nordeste sobre el área del Mediterráneo". Por su parte, el caso de Canarias es diferente, ya que el archipiélago ha recibido una entrada de vientos del sur, algunos incluso de origen africano.

  

"Por la duración ha sido ola de calor, aunque solo puntualmente se han alcanzado niveles de alerta para la población. Es decir que, desde el punto de vista de anomalías respecto a los niveles normales es una ola de calor, pero no tiene un riesgo meteorológico asociado para la población, porque no son niveles como los de verano", ha comentado.

  

Otra característica de las temperaturas de esta semana ha sido la diferencia térmica entre las máximas y las mínimas. De hecho, ha puesto de ejemplo a Madrid que este viernes tuvo una mínima de 8 grados y una máxima de 26 grados. "Las mínimas son un poco más altas de lo normal, pero no tanto como las máximas", ha precisado.

  

Por último, el portavoz prevé que este fin de semana los termómetros aún estén por encima de lo normal ya que en Sevilla, Córdoba, Valencia o Zaragoza, las máximas este sábado serán de unos 28 grados centígrados, mientras que el domingo descenderán ligeramente. En Galicia, por su parte, el sábado habrá unos 26 grados centígrados y el domingo entre 23 y 24 grados centígrados igual que en Madrid; en Santander se esperan unos 25 grados centígrados el sábado y unos 20 grados centígrados el domingo y en Salamanca y Madrid pasarán de los 25 del sábado a los 23 del domingo.