“Siempre seré castellano y leonés, charro y de Garrido”

El Centro de las Artes Escénicas y de la Música (CAEM) acoge mañana, víspera de la celebración del Día de Castilla y León en Villalar de los Comuneros (Valladolid), la entrega de los Premios Castilla y León 2009, en un acto en el que el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, pronunciará un discurso institucional.
DAVID GUTIÉRREZ

El seleccionador nacional de fútbol, el salmantino Vicente del Bosque, recogerá mañana el Premio del Deporte de Castilla y León mientras le da vueltas en su cabeza una y otra vez a la retahíla de nombres que tiene en mente para componer la convocatoria definitiva que defienda los colores de España en el Campeonato del Mundo de Suráfrica. Después de un día ajetreado, con un acto con Esperanza Aguirre en Torrejón de Ardoz por la mañana y un encuentro a primera hora de la tarde junto a Ángel María Villar y el presidente delCongreso de los Diputados, José Bono, y después de que la Diputación de Valladolid le nombrara Alcalde de Honor del Museo Provincial del Vino, Vicente del Bosque, ya en su domicilio madrileño, atiende la llamada de TRIBUNA de Salamanca para agradecer de nuevo el galardón.
“Es un motivo de orgullo para cualquier castellano y leonés y quiero mostrar de nuevo el máximo agradecimiento por mi parte a todas esas personas que me han apoyado para este premio y que han tenido en cuenta todo el trabajo realizado. Estoy muy agradecido y lo que ahora deseo es que todo salga fenomenal y que el día de la Comunidad se celebre como una gran fiesta”, afirmaba el salmantino. Un premio especial que sumar a su ya extenso palmarés tanto personal como colectivo, tanto con las botas de fútbol puestas, como con el chándal de técnico. El actual seleccionador nacional ha visto reconocida su espectacular carrera, sobre todo fraguada en el Real Madrid, como jugador, primero, y después como entrenador. “Es un gran reconocimiento para una trayectoria en la que he tenido que trabajar mucho. Ha sido un gran recorrido, largo, porque yo dejé Salamanca hace más de cuarenta años y ha sido complicado”, afirma el entrenador charro, que no obstante admite que se siente como un privilegiado: “La verdad es que no me puedo quejar, en absoluto. Estoy viviendo una etapa muy buena, pero no podría quedarme con una sola parte de mi vida. He trabajado treinta y cinco años para el Real Madrid, que es uno de los clubes más importantes del mundo, y ahora lo hago para una de las selecciones también más importantes”, señala. “Nunca he querido perder el contacto con la que es mi casa. Cada vez que voy a Salamanca toda la gente me demuestra un gran cariño y está claro que tengo mucho apego por mi tierra. Me informo de todo lo que sucede en mi tierra porque me interesa mucho. Aunque haya estado tanto tiempo fuera, en realidad no he estado lejos. Por lo menos nunca me he sentido así. Tengo ahí mis raíces, a mi familia, mi infancia. Yo siempre seré castellano y leonés, salmantino y, concretamente, del barrio Garrido”, afirma Del Bosque.

El técnico sabe que el también salmantino Santiago Martín El Viti recibirá el Premio de las Artes de Castilla y León: “He hablado con él y tengo que reconocer que es una persona entrañable. Para mí es un orgullo recibir un premio junto a él porque le profeso una tremenda admiración desde hace muchos años. Es un salmantino ilustre del que todos nos debemos sentir muy orgullosos”, reconocía, al tiempo que felicitaba a TRIBUNA por haberle elegido para continuar con la iniciativa del Foro que el propio Del Bosque inauguró hace unas semanas en el hotel Doña Brígida.

Respecto al estado por el que atraviesa el deporte en la Comunidad Autónoma de Castilla y León, Vicente del Bosque indicó: “El deporte nacional en general, y el de la región, en particular, ha mejorado bastante, sobre todo con la construcción de nuevas infraestructuras e instalaciones. También hay que destacar la formación de los técnicos y monitores deportivos, cuyo trabajo es fundamental”.