Siempre en la salida

UN CUARTO DE SIGLO DE ATLETISMO. El Caja Rural Atlético moviliza a cerca de 300 atletas en todas las categorías, desde prebenjamín hasta veterano. FORMACIÓN Y COMPETICIÓN. Son los dos pilares
José Ángel Sanz

El Caja Rural Atlético Salamanca es sinónimo de pasión por el deporte. Pocos clubes en Castilla y León pueden presumir de movilizar a cerca de 300 atletas de todas las edades y de compaginar la promoción con las competiciones del más alto nivel. La franja negra que caracteriza la camiseta del club la visten en competiciones locales, provinciales, regionales, nacionales y europeas niños y niñas de categorías benjamín, alevín, infantil, cadete, júnior, sénior y veterano. El club fundado en 1986 por Carlos Gil Pérez sobre la herencia de un Caja Salamanca que llegó a competir en División de Honor, se fusionó en 1990 con la escuela de atletismo del Instituto Fernando de Rojas. De ahí, gracias a la aportación de atletas de centros como el CP Amapolas, surgió una de las historias deportivas más boyantes que ha conocido la ciudad.

Casi 24 años de atletismo que han dado para nombres tan reconocibles como los de Miguel Ángel Pinto, Mari Paz Rodríguez, Israel Núñez, Marta Romo, María Sánchez, José A. Martín Barbero, Luis A. Miguel Maldonado, Marta Hernández, Marisa Lorenzo o Fani Tobal. Por equipos, los éxitos más recientes datan de los campeonatos de España de cross por clubes logrados por las chicas júnior, juveniles y promesas, en total cuatro campeonatos y dos subcampeonatos. También hay lugar para una sección con una veintena de veteranos, entre los que destacan Ramón García o Daniel Tapia.

Caja Rural, impulso clave
El club ha vivido un gran impulso con el patrocinio de Caja Rural, que en este 2010 cumple un lustro de esponsorización. Con ese respaldo y el buen hacer de una nómina de directivos que a la vez son desinteresados coordinadores, entrenadores y, en realidad, hombres para todo, el crecimiento ha sido constante. Un buen hacer que ha hecho que muchos atletas formados en la cantera se hayan buscado el éxito en clubes que podían ofertar mejores condiciones económicas y un lugar más cercano a la profesionalidad. Tras la marcha de varios referentes, en esta campaña el objetivo es el regreso a Primera, y de momento todo va sobre ruedas: el equipo femenino fue bronce en el pasado Campeonato de Castilla y León, y el masculino logró la plata.