Si no recargas, tu operadora móvil se queda con el saldo. ¿Es legal?

El Instituto Nacional de Consumo estudia emprender acciones contra tres de ellas. FACUA, que ya denunció estas prácticas, pide a las autoridades autonómicas la imposición de multas y advierte que se puede reclamar la devolución del dinero.

El Instituto Nacional de Consumo (INC) ha anunciado que estudia emprender acciones contra tres operadoras de telefonía móvil por quedarse con el saldo de los usuarios de prepago si no recargan el saldo. Se trata de irregularidades denunciadas por FACUA-Consumidores en Acción a finales de 2009.

 

FACUA espera que el INC lleve a estas compañías a los tribunales ante su negativa a someterse a la ley y pide a las autoridades de consumo de las 17 comunidades autónomas que impongan a las infractoras multas proporcionales a la cuantía del fraude.

 

La asociación advierte a los usuarios de que pueden reclamar a las compañías la devolución del dinero que se hayan agenciado con estas prácticas, y exige a las autoridades competentes que velen por su reembolso.

 

La denuncia de FACUA

 

En noviembre de 2009, FACUA denunció a las principales compañías de telefonía móvil, (Movistar, Vodafone y Orange) por dar de baja las líneas y quedarse con las cantidades prepagadas por los usuarios que no recargan sus tarjetas en siete, diez y trece meses, respectivamente.

 

En la denuncia, FACUA argumentaba que el artículo 87.6 del texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios considera abusivas "las estipulaciones que impongan (...) la pérdida de las cantidades abonadas por adelantado y el abono de cantidades por servicios no prestados efectivamente".

 

Tras ello, la autoridad de consumo andaluza emitió una consulta al respecto a la Comisión de Cooperación de Consumo, integrada por el INC y las autoridades de protección al consumidor de las 17 comunidades. La comisión concluyó que estas prácticas son abusivas, y por tanto ilegales, pero hasta la fecha no ha trascendido públicamente ninguna sanción.

 

Lentitud de las administraciones

 

Ahora, el INC ha anunciado que seis compañías han accedido a eliminar la cláusula abusiva que las permite y que estudia distintas acciones que emprender contra las tres que se han negado a hacerlo, aunque no ha facilitado sus nombres. FACUA lamenta la enorme lentitud de las actuaciones que están llevándose a cabo por parte de las administraciones.

 

A raíz de una consulta del Servicio de Inspección de la Comunidad Valenciana, el organismo estatal constató finalmente este año que todas incluían una o varias cláusulas que les permitían quedarse con los saldos de los clientes en ciertos supuestos, sin que estos pudieran recuperarlos.