“Si no existieran las Diputaciones habría que inventarse algo para gestionar todos los servicios básicos”

Han salido fortalecidas por las medidas de Rajoy para generar los servicios básicos a pequeños municipios

El gobierno de Mariano Rajoy, además de la subida del IVA, la supresión de la segunda extra a los funcionarios y el recorte del 30% de los concejales, entre otras medidas, se refirió a la importancia de las diputaciones y su situación actual.

Así, el presidente del Gobierno anunció que se reforzará el papel de las diputaciones provinciales con el objetivo de que centralicen la prestación de servicios y “garanticen que los pequeños municipios reciban unos servicios públicos adecuados a precios razonables y mejor gestionados”. Este plan generará un ahorro de unos 3.500 millones de euros.

Ante tales afirmaciones, estas instituciones provinciales salen fortalecidas y así lo señala el portavoz de la Diputación y vicepresidente primero, Carlos García Sierra, “ya que cumplen un papel fundamental en el apoyo y la garantía de los servicios básicos a los municipios más pequeños. De hecho, si alguien hubiera suprimido estas instituciones habría que inventar un sistema que hiciese lo mismo”, señala.

No obstante, García Sierra apunta que lo que sí hay que evitar son las duplicidades porque genera muchas desigualdades y un despilfarro de dinero. “Las administraciones públicas no deben asumir competencias que no deben ni duplicar las mismas porque así solo se resienten los servicios básicos de los pueblos más pequeños y supone un gasto que no se puede soportar”, apunta.

En cuanto al resto de medidas adoptadas por el gobierno popular, García Sierra argumentó que no son medidas agradables para nadie pero sí “necesarias en unos momentos complicados como los actuales en los que hay que saber gestionar los recursos y se entiende que a la gente no le gusten o sean impopulares pero son imprescindibles para generar riqueza y empleo”, finalizó.