"Si considera que no debo estar en la mesa, me lo dice y ya no vengo más"

Francisco Rubio, que abandonó la mesa de ovino de Salamanca el pasado lunes, tuvo una pelea dialéctica con el presidente de la misma.

"Si considera que no debo estar en la mesa, me lo dice y ya no vengo más". Así se expresó Francisco Rubio ante las críticas justificadas que recibió por parte del presidente de la mesa, José Martín Méndez, debido a la actitud de este miembro de la mesa, tras haber abandona su lugar el pasado lunes 19 de diciembre.

 

  • "No voy a tolerar ciertas actitudes, ni que la gente se levante y se vaya de la mesa porque tomeré medidas", dijo.
  • Rubio contestó: "¿Lo dice por mí, Pepe? Porque creo que en esta Lonja mucha gente se ha levantado y no ha pasado nada. Solo dije que no estaba de acuerdo".
  • Y después de más palabras: "Lo que está claro es que llevo mucho tiempo aguantando y no voy a pasar ninguna más",sentenció el presidente de la mesa.


No obstante, la mesa volvió a ser bochornosa por la actitud de los dos polémicos miembros de la mesa, Francisco Rubio y Julián Torres que pidieron 0,30 euros de subida "para que luego no digan que perjudicamos a adie. Si eso es lo que quieren para que no nos echen, eso haremos", espetó en una actitud muy poco profesional Julián Torres.

 

No obstante, los ganaderos abogaron por una repetición, que fue la decisión final del presidente pese a las ganas de 'armar jaleo' y dejar en evidencia, una vez más al resto de personas que compene la mesa.
 

 

EL PORCINO, TAMBIÉN POLÉMICO

 

Por último, la mesa de porcino, que se volvió a prolongar durante un tiempo infinito, generó polémica por las acusaciones entre unos y otros por el motivo de siempre: todos tienen razón, pero cada una la suya. No osbtante, después de mucho hablar y discutir sin un acuerdo, el presidente de la mesa decidió bajar 0,01 euros la bellota y el recebo, igual que las dos categorías de pienso pese a que los ganaderos pidieron en su mayoría repetición.

 

La escasez de animales (según los ganaderos) y el "sobran" (según los industriales) es el pan nuestro de cada día en la Lonja.

 

En el blanco, por su parte, también se produjo una tendencia a la baja con 0,02 euros para las tres categorías de cerdo (selecto, normal y graso) y las cerdas. Los tostones también sufren un retroceso en su precio pagando los excesos de subidas anteriores.