Sheila Blanco: "La Casa Lis está llena de amigos y poder tocar ahí es todo un orgullo"

La cantante, pianista y compositora salmantina Sheila Blanco posee una dilatada trayectoria musical a pesar de su juventud. Licenciada en Comunicación Audiovisual y tras trabajar durante un tiempo en La Sexta y Cadena Ser, escogió el camino de la música aunque, circunstancias de la vida, ha vuelto a la televisión hace tres años con el programa La Voz Kids y con Acapella de Canal Plus.

 

En el concierto del 22 de julio que ofrece en la Casa Lis vuelve a su hogar para tocar junto a su compañero Pablo Ruiz dentro del programa ‘Las noches de Lis’, del que se confiesa una verdadera fan.

 

- ¿Qué te llevó a meterte en el mundo de la música?

 

No fue nada planeado. Cuando terminé de trabajar en televisión estuve haciendo colaboraciones con estudios de publicidad. Ya entonces había formado mi banda, ‘Sheila Blanco', y de vez en cuando me juntaba con unos amigos argentinos para tocar en algunos clubs de Madrid. Intentaba compaginar mis proyectos musicales con el periodismo pero me resultaba muy difícil por cuestión de tiempo, ya que ambos son dos caminos muy vocacionales que requieren mucha dedicación. Sin darme cuenta decidí agarrar la música y desde entonces no la he soltado.

 

­- ¿Cómo surgió ‘Duette’?

 

Pablo Ruiz y yo ya veníamos siendo amigos desde hacía tiempo y un día me llamó para hacer una actuación juntos y congeniamos muy bien. Formamos ‘Duette’ en 2005 en el Gran Café Teatro de la Vega y desde entonces hemos hecho cosas muy bonitas por España, interrumpidamente en ocasiones pero siempre al pie del cañón.

 

- ¿Qué se siente tocando en la Casa Lis?

 

Es un verdadero orgullo. Además del sitio tan maravilloso que es, para nosotros, la Casa Lis está llena de amigos, empezando por su director Pedro Pérez. Siempre nos han tratado muy bien y sentirse querida en tu tierra es una cosa impagable.

 

Pablo y yo hemos formado parte del cartel de ‘Las noches de Lis’ desde que comenzaron con este proyecto, hace ya siete años, y estamos muy contentos de que siempre se acuerden de nosotros.

 

- ¿Qué podrán escuchar los espectadores en el concierto?

 

Tenemos una sorpresa preparada, puesto que estrenamos un puñado de temas nuevos que llevo tiempo con ganas de cantar, que significan mucho para mí y que además me hace mucha ilusión poder sacar a la luz aquí en Salamanca.

 

 

- ¿Cómo definirías tu música?

 

Intento que mis proyectos sean una bitácora de mi vida. Para mí, lo más importante de la música es que esté llena de verdad; que me plante en el escenario y pueda ser yo misma. Por eso, necesito estar conectada con lo que hago. Cada vez noto más que quiero cantar con aquello con lo que me siento más identificada.

 

- ¿Quiénes son tus referentes musicales?

 

Me inspira la gente que me haces sentir, que ve la música como yo la veo. Es por eso que no tengo un estilo concreto que me guíe, sino que me gustan desde los cantantes clásicos como Édith Piaf hasta Radiohead y la música electrónica.

 

También me inspira mucho el folclore, de hecho, en el concierto de la Casa Lis canto un par de temas folclóricos: uno de la argentina Mercedes Sosa y una canción que se ha convertido en un himno gallego, de Alfonso Rodríguez Castellao. Es un estilo de música que está muy conectado con el corazón de las personas y eso se nota en los conciertos.

 

- ¿Cómo es trabajar con grandes de la música española como son Alejandro Sanz o Pastora Soler?

 

Formar parte del coro de Alejandro Sanz fue genial. Es un gran músico y le admiro mucho porque es un artista al que me lo creo cuando compone. Se ve que tiene amor por su trabajo. Pastora, con quien fui a Eurovision en 2012, es otra gran profesional con una calidad humana tremenda.

 

- ¿Y qué tal la experiencia delante de las cámaras de televisión?

 

Jamás pensé que haría algo como Acapella o La Voz Kids. De hecho, cuando hice el casting de Acapella fui con pocas expectativas y eso me hizo comportarme de una manera tan natural que les acabó gustando y me llamaron para formar parte del talent show. Me costó bastante hacerme a las cámaras pero el equipo trata de ponerlo fácil.

 

Es curioso porque mi trayectoria ha sido circular: dejé el medio audiovisual para centrarme en la música pero ahora he vuelto a la televisión, aunque desde otro enfoque.

 

- Alguna experiencia que vayas a recordar siempre…

 

Más que un acontecimiento, es a una persona. Arnold Taraborrelli es mi profesor de expresión corporal y estoy aprendiendo muchísimo de él. Es una gran eminencia en todo lo relacionado con el cuerpo llevado a escena y es maravilloso escucharle hablar de la vida. Siempre dice que hay que abrazar el ritmo de la vida. Es defensor de la idea de que todo pasa por algo y que si lo que haces te resulta monótono, hay que cortarlo y buscar nuevos caminos.

 

Yo que soy una persona bastante nostálgica y lastimera con el pasado, me ha enseñado a darme cuenta de que hay que vivir el presente y tratar de que sea especial. El pasado siempre hay que dejarlo a la espalda y hay que mantener la vista en el futuro, pero sin dejar de disfrutar el ahora. 

Noticias relacionadas