Serrada: "El principal obstáculo que hay no es Rajoy, sino las políticas de recortes"

El diputado electo del PSOE por Salamanca, David Serrada. Foto: T. Sánchez

El nuevo diputado del PSOE por Salamanca, David Serrada, se estrena este miércoles en una legislatura que todavía no está claro que vaya a arrancar con nuevo Gobierno. Cree que su partido parte con ventaja para tener al presidente del Congreso.

Este próximo miércoles el nuevo Congreso salido de las elecciones del 20D da su primer paso con la toma de posesión de los nuevos diputados. Uno de los que se estrena es el salmantino David Serrada, cabeza de lista del PSOE, que llega al hemiciclo en una de las tesituras más complejas que se conocen, sin mayoría y tampoco con acuerdos claros que permitan presumir formación de gobierno.

 

¿Cómo está siendo este convulso inicio de legislatura?

Los primeros compases están siendo muy intensos porque los ciudadanos decidieron que hubiera un cambio político en nuestro país. Parece que hay una fuerza política, que es la que ha ganado las elecciones, que debe tener la responsabilidad de formar gobierno. Y por otra parte hay un 71% restante que es lo que tienen el resto de partidos que quieren proponer un cambio en caso de que la mayoría del PP no salga adelante. Intenso y convulso, a ver qué va pasando.

 

¿Se le había pasado por la cabeza una situación así?

 

Los ciudadanos querían un cambio político en el país que pasara por una mayor pluralidad en el parlamento, pero a nadie se le pasaba por la cabeza que hubiera una fragmentación tan grande

Ni a mí ni a nadie. Todos teníamos en la cabeza que los ciudadanos querían un cambio político en el país que pasara por una mayor pluralidad en el parlamento, pero a nadie se le pasaba por la cabeza que hubiera una fragmentación tan grande en el Congreso de los diputados, cosa que no se ha producido en el Senado.

 

Por cierto, esa diferencia ¿a qué se debe?

Tiene que ver con el tipo de votación y cómo se vota, pero sobre todo tiene que ver con el desapego de los ciudadanos al Senado. La gente vota al Congreso porque de esa manera piensa que elige al Gobierno, pero piensa que el Senado no tiene representatividad, que no es operativa, todos los partidos estamos de acuerdo en reformarlo. De ahí que se vote más al Congreso que al Senado.

 

Ya ha recogido su acta y ha estado por el edificio de 'los leones', ¿cuál es el 'run run' en los pasillos?

 

El primer hito es el día 13 con la toma de posesión efectiva de todos los diputados y la votación de la mesa del Congreso. Ahí veremos cuál es ese grado de 'feeling' que ahora dice tener el PP con el resto de fuerzas

La sensación es que ahora la responsabilidad es del PP, tiene unos días para poder formar gobierno. El primer hito es el día 13 con la toma de posesión efectiva de todos los diputados y la votación de la mesa del Congreso. Ahí veremos cuál es ese grado de 'feeling' que ahora dice tener el PP con el resto de fuerzas. Veremos en manos de quién va a estar la presidencia. Pensamos que la ventaja para elegir presidente es del PSOE. A partir de ahí, está todo abierto, hay 10 días para elegir las comisiones, negociar los miembros de las mesas... está todo abierto, todo el mundo está a la expectativa de lo que pueda pasar.

 

Lo que ocurra el día 13 con ese primer rubicón de la formación de la mesa, ¿dará alguna pista de lo que puede pasar más adelante?

Puede darnos la pista de qué formación política está anclada en el inmobilismo y no ha entendido el mensaje de la ciudadanía y cuáles sí, y qué formaciones están dispuestos a dar el paso a un gobierno progresista en nuestro país que cambie las políticas del PP.

 

Se habla mucho de responsabilidad. ¿Qué incluye eso?

La responsabilidad implica fundamentalmente tener una visión de Estado y resolver los problemas de la ciudadanía. La responsabilidad pasa por resolver todos los problemas de desempleo, a poder pagar las facturas de luz y gas, tener becas, llegar a fin de mes, pensiones dignas, que las prestaciones por dependencia suban... irresponsabilidad es querer enrocarse en posiciones que no llevan a ninguna parte más allá de ocupar cargos estos cuatro años.

 

¿Responsabilidad y partidismo, conjugan bien?

En el PSOE sí. El PSOE es la primera fuerza que, si el PP no logra formar gobierno, ha tendido la mano al resto de formaciones políticas para poder formar un gobierno estable y de garantías. Eso es responsabilidad, porque el PSOE es un partido de Estado y de Gobierno, no ha surgido en un plató de televisión ni que antepone criterios partidistas.

 

¿Tienen vuelta atrás las posiciones que se han tomado en estas semanas?

En el caso del PP parece que no, su posición es irrenunciable, han optado por ofrecer un gobierno de pactos en el que no tienen ningún sentido que entre el PSOE porque se ha opuesto de manera radical a todas sus políticas del PP. A partir de ahí, si el PP logra formar gobierno serán responsables de la situación que se genere. Nosotros ya hemos dicho lo que queremos hacer y hemos tendido la mano para generar ese cambio político en el país.

 

Ha habido coincidencias en muchas cosas, ¿la permanencia de Rajoy es el único obstáculo?

No. El principal obstáculo que hay no es Rajoy, sino las políticas de recortes y la ideolgoía neoliberal que se esconde detrás de todas las decisiones del PP, de la corrupción en cadena detrás del PP, de todas las decisiones que han dificultado las condiciones de vida de los españoles. No es una cuestión de nombres, sino de políticas, de proyectos y de visión de conjunto del país que en nuestro partido es opuesta al del PP.

 

En su partido el resultado de las elecciones ha generado bastante ruido, alguno lo ha calificado de espectáculo. ¿Ha sido un espectáculo?

 

La responsabilidad del PSOE ahora es preocuparse por gobernar este país o generar una situación que lo facilite y garantice un gobierno de izquierdas. Otro tipo de cuestiones no favorecen en nada

La responsabilidad pasa también por una cuestión de vida orgánica del partido. La responsabilidad del PSOE ahora es preocuparse por gobernar este país o generar una situación que lo facilite y garantice un gobierno de izquierdas. Esa es la opción responsable. Otro tipo de cuestiones no favorecen en nada.

 

¿Dificulta la postura de su partido este 'ruido de sables'?

Cuando uno encara una negociación con una debilidad interna, claro que dificulta. Pero creo que eso es una cuestión pasada, que se zanjó en el comité federal. Sabemos dónde podemos lelgar y el resto de partidos sabe nuestra postura. A partir de ahí, unidad total en torno al secretario general.

 

¿Cuánto va a durar esta situación?

Pues todo depende. Depende del PP, que es quien tiene la responsabilidad de poder generar gobierno. ¿Cuánto van a durar las conversaciones? No lo sabemos. En el momento que el PP no pueda será el PSOE quien de el paso. Los plazos nos dicen que el día 13 tiene que haber cortes y el 23 comisiones. Después hay dos meses y, si hubiera que convocar elecciones, que no está claro, la legislatura podría finalizar en mayo si no se forma gobierno.

 

Esta situación, ¿se debe prolongar mucho?

 

Nuestro país transmite una imagen de seriedad y un país como el nuestro no puede estar 7, 8 ó 9 meses con un gobierno en funciones

No. Considero que España lleva con un Gobierno en funciones desde que se convocaron las elecciones en octubre. Nuestro país transmite una imagen de seriedad y un país como el nuestro no puede estar 7, 8 ó 9 meses con un gobierno en funciones. ES una responsabilidad de todos.

 

¿Se apartará el PP a tiempo?

Si algo nos ha demostrado estos años es que no ha sido capaz de apartarse a tiempo de algunas decisiones. No va a ser capaz.

 

En esta situación, además de apoyar a su partido, ¿qué se puede hacer por su provincia?

Durante este tiempo los diputados, a lo largo de todo el proceso, la intención de los parlamentarios del PSOE es trabajar por nuestras provincias porque vamos a poder hacer propuestas. En el caso de Salamanca hicimos un compromiso de elaborar propuestas y cercanía.

 

Un gobierno en minoría sería un gobierno de pactos, que se va a poder hablar prácticamente de todo, y eso está dentro de los parámetros de los parlamentarios del PSOE

 

Un gobierno en minoría, ¿sería un escenario propicio para sacar adelante propuestas para Salamanca?

Sí, claro que sí. Un gobierno en minoría sería un gobierno de pactos, que se va a poder hablar prácticamente de todo, y eso está dentro de los parámetros de los parlamentarios del PSOE. En nuestra provincia hay grandes problemas, empezando por un paro, y hay propuestas que se pueden hacer y lo vamos a hacer haya o no un gobierno en minoría.