Serrada acusa a un gobierno "en rebeldía" de dejarse en el tintero la mayoría de inversiones en Salamanca

El diputado socialista evalúa todo lo que el PP ha dejado de apoyar en Salamanca: el Octavo Centenario, la electrificación de la vía, las tarifas del Alvia, el regadío de La Armuña... se han quedado sin explicación a pesar de retrasos o de su no ejecución.

El diputado socialista por Salamanca, David Serrada, ha dado cuenta esta mañana de su actividad en el Congreso en estos cuatro meses de legislatura, en los que ha constatado que el Gobierno del PP se ha dejado en el tintero numerosas cuestiones que afectan a inversiones comprometidas en la provincia. "Se ejecuta todavía menos de lo que se presuesta", ha dicho Serrada. 

 

Durante esta legislatura 'exprés' el diputado socialista ha llevado al Congreso 151 preguntas, 6 peticiones de informes y ha llevado a cabo varias intervenciones para averiguar qué estaba haciendo el Gobierno en relación a situaciones que se han ido produciendo y a actuaciones comprometidas y con presupuesto no para 2016, sino del pasado 2015. Entre ellas está la inversión en el regadío de La Armuña, la línea férrea Salamanca-Madrid, la planta de hidrocarburos de Castellanos, la subida de las pensiones, las espumas aparecidas en el Tormes o las reuniones entre el Ayuntamiento y Renfe para mejorar el servicio del Alvia; cuestiones todas ellas sobre las que se ha pedido informe sin que haya habido respuesta.

 

Lo mismo ha ocurrido con preguntas sobre los daños tras las crecidas en los ríos, sobre el Octavo Centenario, el cierre de la Ventanilla Única de la Cámara, los despidos de Tragsa, las inversiones en la cárcel de Topas o el destino de las cantidades destinadas al proyecto del Museo de Arquitectura, aprobado y con consignación durante años hasta que se ha renunciado a él. "El Gobierno no ha querido dar ninguna respuesta a cuánto dinero se ha invertido", ha asegurado Serrada.

 

Por último, también ha planteado proposiciones no de Ley para que el Alvia Madrid-Salamanca sea declarado de servicio público, lo que mejoraría sus precios; sobre inversiones de la CHD sin ejecutar o la finalización de la electrificación del tramo Medina-Salamanca de la línea férrea, "la única línea del país que solo tiene un punto de suministro, una chapuza del PP por querer inaugurarla en plenas elecciones".

 

Todas estas cuestiones van a quedar en el tintero porque el Gobierno ha declinado responder sobre ellas. "Todas estas preguntas tienen que ver con lo que entendemos que es un ejercicio responsable y el Gobierno no ha contestado a ninguna", ha dicho Serrada, que reconoce que ahora "va a quedar todo guardado en un cajón".