Sergio Rodríguez es la medicina blanca

El base del Real Madrid, Sergio Rodríguez

El Real Madrid sumó su cuarta victoria en el 'Top 16' de la Euroliga tras superar a domicilio (64-72) al Unicaja en la cuarta jornada de competición, tras un partido que los malagueños controlaron durante tres cuartos, pero que Sergio Rodríguez, magistral, dinamitó en el período final.

MADRID, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

 

El castillo de naipes que construyó Repesa durante tres cuartos (50-43), se vino abajo en el último (14-29), cuando las ideas no fluyeron y las fuerzas escasearon. El Real Madrid aprovechó la situación para voltear el partido y romper la racha de cinco victorias consecutivas que acumulaban los malagueños en casa en la máxima competición continental.

 

Unicaja no escondió sus cartas en ningún momento. Quería anestesiar el encuentro todo lo posible y, tras un primer cuarto en el que las pérdidas (5) le condenaron, el plan funcionó. El Real Madrid no encontraba su 'amada' transición y, sin correr, los malagueños controlaban el ritmo.

 

Con Krunoslav Simon (16 puntos) martilleando desde el perímetro y las piernas de Llull reducidas a la mínima expresión sin espacios, sólo Rudy Fernández (15 puntos), referente en todo momento, daba réplica. El Real Madrid sufría para anotar y Repesa respiraba (36-30 al descanso).

 

Adormeciendo el duelo, el cuadro local encontró la fórmula para parar una parte letal de su rival. Simon no paraba de anotar desde fuera y Unicaja tocó las puertas del cielo (48-32, min.23). Para su desgracia, no duró demasiado.

 

Draper, el hierro; Sergio, la seda

 

Laso, que necesitaba soluciones de forma urgente, acabó encontrándolas. Y ambas llegaron desde el puesto de base. Primero Draper, acelerando el encuentro y preparando la puesta escena para que el mago irrumpiese. Y luego el 'Chacho', asestando un golpe mortal.

 

Y es que, en un estado de forma imponente, Sergio Rodríguez (14 puntos) hizo lo que mejor sabe, dinamitar el partido. El canario disparó al Real Madridencontrando cancha para correr, espacios para pasar y el aro para anotar. Hasta entonces inexistentes.

 

Con el agua al cuello, el Real Madrid encontró la forma de correr y Unicajase desplomó. La dureza mental que hasta entonces había sometido al Real Madrid es esfumó. Y el electrónico se volteó sin prácticamente oposición.

 

Unicaja sufre su tercer revés consecutivo en Europa mientras Repesa se tambalea y el Real Madrid mantiene su racha triunfal, superando nuevamente un aviso serio de un rival que supo contener parcialmente su torrente ofensivo.

 

FICHA TÉCNICA:

 

UNICAJA: Calloway (5), Simon (16), Dragic (-), Panko (10) y Zoric (10) --cinco inicial--; Williams (4), Urtasun (3), Vidal (2), Vázquez (12), Lima (2) y Perovic (-).

 

REAL MADRID: Llull (8), Fernández (15), Suárez (6), Mirotic (4) y Hettsheimeir (-) --cinco inicial--; Rodríguez (14), Draper (3), Carroll (9), Pocius (4), Reyes (4), Slaughter (5) y Begic (-).

 

ÁRBITROS: Fernando Rocha (POR), Eddie Viator (FRA) y Olegs Latisevs (LET). Eliminaron por faltas personales a Slaughter (min.38), del Real Madrid.

 

PABELLÓN: Martín Carpena. 8.300 espectadores.