Ser charro, un orgullo a ambos lados del 'charco'

Héctor Medina y Manuel Tostado muestran el libro (Foto:F.Rivas)

Un libro recoge rasgos comunes y diferentes de los “charros” de Salamanca y México

El Instituto de las Identidades, dependiente de la Diputación de Salamanca, ha publicado el libro ‘Los charros en España y en México. Estereotipos ganaderos y violencia lúdica’ del investigador Héctor Medina.

 

En esta obra, se buscan y analizan las características comunes y las diferencias de los “charros” que en España se circunscriben a la provincia de Salamanca y que en México es un rasgo de identidad nacional.

 

Al precio de 20 euros se puede comprar este libro en las librerías, que cuentan con una primera edición de 500 ejemplares dentro de la colección ‘Serie Abierta’ del Instituto de las Identidades.

 

Los lectores podrán acercarse a través de siete años de investigación, tanto en España como en México, de Héctor Medina, que es profesor de la Universidad Autónoma de San Luis de Potosí (México).

 

Según el autor, no hay documentación que corrobore que salmantinos acudieran a México y que su nombre diera origen a este colectivo, luego tomado como propio por los mexicanos a partir del siglo XIX y con principal incidencia desde las guerras de independencia.

 

No obstante, a pesar de que no hay documentos que cercioren de que en un momento concreto llegó el término “charro” a México, sí que los salmantinos y los americanos comparten rasgos comunes como el interés por determinadas vestimentas o prácticas en festejos taurinos.

 

Héctor Medina ha explicado que ha conseguido legajos que hablan de que en el siglo XVIII se utilizaba en México el término “charro” para las personas dedicadas al mundo de labranza y ganadero.

 

Su uso era, al igual que “payo”, “despectivo” desde las altas estancias. Posteriormente, ya en el siglo XIX, se tomó como rasgo de identidad por los mexicanos cuando se promovían actos de independencia. Y, en la actualidad, esa imagen de charros se ha exportado a otros países como Venezuela o Estados Unidos, ha continuado el autor, en compañía del delegado del área de Cultura de la Diputación de Salamanca, Manuel Tostado.