Seprona auxilia a varios perros a los que habían dejado en un coche al sol en Mogarraz

Un coche al sol puede acabar con la vida de un perro en pocos minutos

Localizaron al dueño y al sacar a los animales, uno de ellos se desplomó y vomitó del calor. Tras la atención prestada, recobró la movilidad.

A las 16:00 horas del pasado domingo día 15 de mayo, varios ciudadanos que se encontraban en la localidad de Mogarraz, avisaron mediante el servicio 062 de atención 24 horas de la Guardia Civil, de la existencia de varios perros en el interior de un vehículo con síntomas de encontrarse en mal estado y sin ventilación.

 

Hasta la localidad se trasladaron Guardias Civiles pertenecientes a la patrulla SEPRONA de La Alberca, que se encontraban realizando el servicio preventivo propio de la especialidad, localizando el vehículo en un parking privado de un establecimiento hotelero, aparcado al sol y con las ventanillas totalmente cerradas.

 

Los agentes pudieron observar en el interior del turismo varios perros, uno de ellos jadeando con la lengua fuera y salivación excesiva debido a las altas temperaturas del interior del habitáculo.

 

Consiguiendo localizar al propietario en el interior del citado establecimiento, se procedió a abrir el vehiculo sacando a los animales, uno de ellos se desplomó por un golpe de calor, vomitando y siendo incapaces de mantenerse en pie, teniendo que ser atendido y reanimado durante los siguientes minutos, consiguiendo que el animal reaccionara y recobrara la movilidad.

 

 Se aconsejó al propietario trasladar los animales a un centro veterinario.