Seis nuevos agentes se incorporarán a la Policía Local de Salamanca

Dos irán a Béjar, uno a Guijuelo y tres a Salamanca capital tras realizar la formación en la Escuela Nacional de Policía de Ávila.

Durante el acto de clausura del curso, celebrado en la Escuela Nacional de Policía de Ávila, el director de la Agencia de Protección Civil felicitó a los nuevos policías locales por su esfuerzo durante el curso para convertirse en agentes de una Policía “profesional, moderna, eficaz y de servicio, que garantice el libre y pacífico ejercicio de los derechos y libertades y que se integre en la comunidad a la que debe servir”.

 

Tras seguir una formación teórica de 600 horas lectivas, los nuevos agentes comenzarán sus prácticas en distintas provincias de la Comunidad, en concreto, dos agentes se incorporan al Ayuntamiento de Miranda de Ebro y otros dos al de Valle de Mena, en la provincia de Burgos. Otro seis agentes pasarán a formar parte de los cuerpos de Policía Local de Béjar (2), Guijuelo (1) y Salamanca (3) en la provincia de Salamanca. La Policía Municipal de Valladolid ampliará su plantilla con tres nuevos agentes, mientras que los tres alumnos restantes reforzarán las plantillas de Benavente (2) y Zamora (1), en la provincia de Zamora.

 

Policía asistencial y comunitaria

 

Las seiscientas horas de formación teórica que conforman el curso de formación básica que imparte la Junta de Castilla y León se distribuyen entre siete módulos, de los cuales los dos principales se refieren a la policía asistencial y comunitaria y al tráfico y la seguridad vial. En el primero de ellos, a los alumnos se les introduce en técnicas de prevención y de protección ciudadana, en urgencias sanitarias, en atención psicosocial y a víctimas, con especial atención a la violencia doméstica y contra las mujeres.

 

La formación sobre tráfico y seguridad vial proporciona a los nuevos policías locales habilidades para la investigación de accidentes de tráfico y la elaboración de atestados, así como formación en Derecho de Circulación y la reglamentación vigente sobre tráfico y seguridad vial.

 

El curso básico incluye además, a través del módulo de técnicas y adiestramientos profesionales, con educación física, defensa personal y prácticas de tiro; y a través del módulo de la función jurídico-policial, con estudios sobre Deontología, Derechos Humanos, la Policía Local en funciones de policía administrativa, judicial y medioambiental, así como el régimen jurídico de la Policía Local.

 

Los alumnos de la Escuela Regional de Policías Locales han completado en estos meses su formación con clases de Derecho Penal, de inglés y de manejo de las herramientas informáticas de gestión policial.