Segunda joven desaparecida en una semana en el barrio Garrido

Segundo caso de desaparición en una semana en el barrio Garrido de la capital. Elisabet Barriga del Castillo, una joven de 16 años, se encuentra en paradero desconocido desde el pasado lunes, cuando fue vista por última vez en torno a las 11.00 de la mañana en la biblioteca ubicada junto al centro de salud, a la que había acudido en compañía de su hermana.
E. S. C.

“Mi hija fue al baño y cuando salió, Elisabet ya no estaba”, explicó ayer a este periódico la madre de ambas, Escolástica, quien apunta que las marchas injustificadas del hogar son una costumbre en la joven. “Suele irse todos los lunes y nunca dice ni adónde va ni con quién, aunque siempre suele quedarse en Salamanca”, indica la madre. “En ocasiones se tira hasta once días sin dar señales de vida”, reconoce afligida Escolástica, quien subraya que “mi hija es menor y queremos que aparezca cuanto antes”.

La familia de Elisabet, que reside en la calle de Las Camelias, ha presentado la correspondiente denuncia en la comisaría de Policía y está a la espera de los resultados de las pesquisas, aunque todavía no han recibido ninguna comunicación ni contacto alguno por parte de Elisabet. La joven, de pelo castaño y cerca de 1,70 metros de estatura, vestía en el momento de su desaparición una cazadora azul, pantalón vaquero y zapatillas de deporte. El teléfono habilitado por la familia para recibir noticias del paradero de Elisabet es el 647.032.979.

La incertidumbre y la falta de noticias sigue rodeando el caso de Maribel Mollón, una niña de origen boliviano de 14 años, que se encuentra desaparecida desde el pasado martes cuando se marchó de su casa, ubicada en el barrio de Garrido. “No hemos recibido ninguna información de la Policía ni sabemos dónde puede estar”, señalaba ayer afligido a este periódico Clemente, padre de la menor. El único indicio sobre el posible destino de la marcha de la joven, aparentemente voluntaria, se encuentra en la llamada que efectuó a sus tíos desde una cabina el mismo día de su desaparición para comunicar que “no nos preocupáramos, que se había ido con una señora mayor”, explica Clemente.

Las pesquisas efectuadas por la Policía confirmaron que el número desde el que llamaba Maribel procedía de San Sebastián, aunque se ignora si la niña ha cambiado de paradero. Las causas de la marcha de esta joven, alumna del Instituto Mateo Hernández de la capital, siguen siendo una incógnita para su familia que para recibir información sobre su paradero ha habilitado el número de telefóno 670.933.713.