Segovia abre a Salamanca el camino para regular la carga y descarga en la zona histórica

Acueducto de Segovia

La capital del acueducto restringe el tráfico de vehículos de reparto limitando horarios, con cámaras de control y multas a quienes no se adapten a la nueva situación. Se busca dar seguridad al peatón y proteger el patrimonio, los mismos problemas que hay en Salamanca.

Las medidas que ha tomado una ciudad patrimonio próxima a Salamanca para regular la circulación de carga y descarga en su zona histórica más sensible pueden ser un buen espejo en el que el Ayuntamiento de Salamanca se mire si quiere poner fin a la presión que, por culpa del tráfico de furgones y vehículos de reparto, sufren tanto la Plaza Mayor como las calles aledañas. Se trata de Segovia, que ha llevado a cabo cambios en los horarios y normas y que multará a quienes no los cumplan. El objetivo es reducir los riesgos para los peatones que transitan por la zona y eliminar la imagen caótica de la zona centro de la ciudad y los riesgos para el patrimonio, metas que Salamanca puede compartir.

 

Como ha denunciado TRIBUNA en un amplio reportaje, la circulación en la Plaza Mayor y sus calles aledañas se podría calificar de caótica. Durante tres horas, de 8 a 11 de la mañana, los vehículos de carga y descarga campan a sus anchas por la plaza, calle Prior, Corillo, Poeta Iglesias, último tramo de calles Zamora y Toro... Su número ronda los 300 a la semana según ha comprobado este medio, en ocasiones hay más de veinte al tiempo. Lo peor es el catálogo de imprudencias y conductas incorrectas: con frecuencia circulan rápido, sin precaución ni cuidado con los peatones, muchos estacionan por largo tiempo. Además, muchos son vehículos pesados que someten a un desgaste enorme al pavimento y han provocado algunos daños.

 

Eso demuestra que la actual regulación es insuficiente porque, sobre el papel, los vehículos que acceden a la Plaza cumplen con lo reglamentado. El grupo municipal socialista ya ha puesto de manifiesto que quizás sea el momento de trabajar en una nueva normativa que no se limite a regular el acceso, sino que empiece a proteger a peatones, patrimonio e imagen.

 

 

EL REGLAMENTO DE SEGOVIA

 

El Ayuntamiento de Segovia ha estrenado este día 2 de abril la nueva normativa, que resulta de la modificación de una existente. Se puede consultar aquí. Aprobada hace unos meses por el equipo de Gobierno, dirigido por el PSOE, fija seuis zonas para regular la carga y descarga; se dan dos horas y media de tiempo de carga y descarga para el núcleo más conflictivo y algo más para otras dos zonas; los vehículos tienen que haber abandonado las calles quince minutos después de la hora límite de reparto; y  da prioridad a la seguridad vial y la movilidad segura, protegiendo al colectivo a los peatones.

 

La normativa se aplicará progresivamente: habrá un período de transición en el que la Policía Local informará a los transportistas de los nuevos horarios y normativa para dejar libres las calles de vehículos de reparto. Superado el periodo de transición, entrarán en funcionamiento las cámaras de control de acceso de vehículos instaladas por el Ayuntamiento en la entrada y salida de la Calle Real. Como establece la Ordenanza de Circulación el incumplimiento de lo establecido se considera "sanción leve" y conlleva una multa de 80 euros.

Noticias relacionadas