Seat retoma la producción este lunes con 211 suspensiones diarias por el ERE temporal

Seat León (modelo de 2012)

La línea del Audi Q3 estará parada hasta el 9 de septiembre.

La automovilística Seat retomará la producción de la planta de Martorell (Barcelona) y empezará a aplicar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que supondrá la suspensión de trabajo de 211 empleados cada día de forma rotatoria durante el mes de septiembre, una cifra que aumentará progresivamente hasta llegar a un máximo de 427 afectados diarios en diciembre.


Según han explicado a Europa Press fuentes de la compañía, estas 211 suspensiones diarias afectarán durante la primera semana a los trabajadores de la línea 1 --que ensambla el Ibiza-- y la línea 2 --León y Altea--, ya que la línea 3 --la que fabrica el Audi Q3 y emplea a 3.800 personas-- empezará a producir el 9 de septiembre.

Estos cinco días de suspensión de la producción en la línea 3 forman parte de los 16 totales previstos en el ERE --que se repartirán hasta diciembre-- debido al cese de fabricación del modelo Exeo, que se ensamblaba en esta línea hasta julio.

Así, a partir del 9 de septiembre, las 211 suspensiones diarias se repartirán entre las tres líneas de la factoría catalana, con el objetivo de ajustar la producción a la situación de los mercados.

ACUERDO

La dirección y el comité de empresa firmaron el 22 de julio un acuerdo para llevar a cabo el ERTE, con un número máximo de afectados por debajo de los anunciados inicialmente --hasta 427 frente a los 571 previstos--.

Además de los 211 empleados diarios que no irán a trabajar durante todo el mes de septiembre, el expediente supondrá la suspensión de un máximo de 281 trabajadores en octubre, 376 en noviembre y 427 en diciembre.

El acuerdo también incluye --además de los 16 días de suspensión de la línea 3 hasta diciembre-- 35 días de no producción en la línea 2, que emplea a 3.800 personas, durante el próximo año.

El ERTE excluye a los mayores de 55 años y aquellos que han trabajado menos de un año en la empresa, y los afectados podrán recibir formación durante la suspensión para recibir un complemento de hasta el 100% de su sueldo, mientras que los que no lo hagan llegarán al 80%.