"Se solucionó con una bala... lo que pudo arreglarse con una pastilla"

Paco Serén, cofundador de Piratas habla sobre la trágica muerte del batería del grupo y lamenta todo lo ocurrido que acabó en desgracia.

El teclista y guitarrista Paco Serén, cofundador del grupo Los Piratas, se ha referido este jueves al fallecimiento de su amigo Javier Fernández, batería del grupo y que murió este miércoles tras recibir un disparo de un Guardia Civil, y ha lamentado que "lo que se podía solucionar con una pastilla, se solucionó con una bala".

  

En declaraciones a los medios, el músico, que visitó a la viuda de Javier --alias Hal 9000-- acompañado del abogado de la familia, se ha referido al fallecido como "una persona que soltaba amor por todas partes". "Estaba siempre sonriendo, era una persona enferma, y algo que se podía solucionar con una pastilla se solucionó con una bala. Es muy triste, la verdad", ha lamentado.

  

Visiblemente emocionado, Paco Serén ha recordado a su amigo como "una de las mejores personas" que ha conocido, "rozando la santidad", y ha rememorado sus giras por Latinoamérica con Los Piratas. "Hal desaparecía y estaba gastándose todo su dinero para dar de comer a unos niños", ha afirmado, y ha añadido que "era uno de los mejores músicos de España".