Se paseaba desnudo por casa, maltrataba a las cuatro hijas menores de su pareja... y el juez lo libera

Mazo

Un juez de Sevilla ha dejado en libertad con cargos al hombre de 35 años de edad detenido por la Policía Nacional por maltratar supuestamente durante meses en el barrio de Los Pajaritos a cuatro menores, de entre 4 y 16 años, hijas de su pareja. Las menores pidieron protección.

El arrestado, que ya contaba con antecedentes policiales previos, fue puesto a disposición judicial por presuntos delitos de malos tratos en el ámbito familiar y contra la libertad e indemnidad sexual, tras lo que el juez le tomó declaración y acordó dejarle en libertad con cargos.

Según ha informado la Policía en un comunicado, el detenido supuestamente cometió estos abusos de forma continuada, de forma que dos de las niñas, de 14 y 16 años, respectivamente, solicitaron ayuda a los Servicios Sociales para abandonar el domicilio donde se producían los abusos e ingresar en un centro de menores.

Según narra la Policía, los episodios de violencia doméstica comenzaron a registrarse a raíz de que la pareja de la madre de las niñas, un hombre de 35 años, se trasladó a vivir con ellas a mediados del pasado año. Por aquel entonces, este hombre no trabajaba y pasaba grandes intervalos de tiempo con las menores en ausencia de la madre que se encontraba trabajando.

Este hecho propició algunos enfrentamientos entre las menores de 14 y 16 años y el nuevo inquilino debido a la costumbre que tenía éste de pasearse por la casa desnudo en presencia tanto de ellas como de sus dos hermanas más pequeñas, de seis y cuatro años de edad.

Además de esto, las menores "le recriminaban que se recreara visionando vídeos e imágenes pornográficas con ellas delante o que consumiera drogas en el domicilio, lo que daba lugar a continuos enfrentamientos en los que el hombre insultaba a las menores y las golpeaba llegando incluso a causarles heridas de consideración", ha añadido la nota policial.

Los hechos derivaron y se produjeron supuestamente hasta en presencia de la madre de las menores, que, según ha explicado la Policía, al parecer, "no solo no intervenía para evitar el maltrato a sus hijas, sino que también las golpeaba y mantenía relaciones sexuales con el agresor sin importarle que ellas pudieran verlo".

La menor de 14 años de edad, ante tal situación, decidió pedir ayuda a los Servicios Sociales a través del instituto al que asistía después de que durante una de las discusiones la pareja de su madre le mordiera en un brazo, por lo que tuvo que ser atendida por los servicios médicos y propició el conocimiento de los hechos por parte de la Policía.

ABANDONÓ EL DOMICILIO

La menor, junto a su hermana de 16 años, solicitaron ingresar voluntariamente en un centro de menores para abandonar el domicilio familiar e igualmente interpusieron denuncia en Comisaría para dar cuenta de que sus dos hermanas de cuatro y seis años aún seguían viviendo con el presunto agresor y eran víctimas de malos tratos.

Una vez que los agentes tuvieron conocimiento de la situación y tras haber identificado al presunto autor de los mismos, se puso en marcha un dispositivo policial para su localización, dado que había abandonado el domicilio en el que sucedieron los hechos, hasta que finalmente fue localizado y detenido en uno de los lugares que solía frecuentar.

La investigación ha sido realizada por el Grupo de Menores de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Sevilla.