Se niega a declarar tras ser supuestamente secuestrada por su expareja

El fiscal retira los cargos por supuesta detención ilegal y el hombre acepta nueve meses de prisión y dos años de alejamiento


CÓRDOBA, 4 (EUROPA PRESS)

La mujer supuestamente víctima de ser secuestrada en Peñarroya-Pueblonuevo (Córdoba) y golpeada a manos de su expareja, que también tenía una orden de alejamiento contra la afectada, se ha negado a declarar en el juicio celebrado en la Audiencia Provincial cordobesa.

En este sentido, el fiscal ha retirado los cargos contra el hombre por la supuesta comisión de un delito de detención ilegal, y el acusado ha aceptado nueve meses de prisión, dos años de alejamiento de la mujer, multa de 1.080 euros y 80 días de trabajos en beneficios de la comunidad, por los delitos de quebrantamiento de medida cautelar, violencia en el ámbito familiar, y daños.

En concreto, la calificación previa del fiscal detallaba que sobre las 21,30 horas del 10 de agosto de 2011, el hombre, M.M.S., pese a tener la orden de alejamiento, supuestamente se dirigió a su domicilio en Peñarroya, cogió a sus hijos menores de edad y los metió en el vehículo de la mujer.

Tras ello, la perjudicada se acercó, momento en que el acusado supuestamente sacó una navaja, la abrió y la clavó en el salpicadero, al tiempo que le amenazó con que subiera al coche. Ante tal situación, ella se subió, "obligándola el acusado a conducir hasta Córdoba portando en todo momento la navaja abierta".

Una vez en Córdoba y tras realizar M.M.S. sus gestiones en compañía de su hijo menor, con el fin de evitar que su expareja abandonara el lugar, iniciaron el camino de vuelta, cuando a la altura de Espiel y a causa de una discusión, el procesado intencionadamente golpeó la luna delantera del vehículo fracturándola mientras le decía que "iba a quitar el freno de mano y se iban a matar los cuatro por el puente".

Posteriormente, en la localidad de Peñarroya, el acusado paró el vehículo tirando del freno de mano y supuestamente comenzó a golpear a su expareja en la boca, en la frente y en el ojo, seguidamente se bajó del vehículo, cogió una botella de cerveza e intencionadamente comenzó a golpearlo. Los daños ocasionados en el vehículo han sido tasados en 501 euros.

Como consecuencia de estos hechos, la afectada sufrió policontusiones en cráneo, nariz, labio y muñeca derecha, que precisaron de asistencia médica. Mientras, el acusado ha estado privado de libertad desde el 11 de agosto de 2011 hasta el 12 de enero de 2012.