Se la pega ante otro filial

EN LA PRIMERA PARTE. Los donostiarras dejaron el choque prácticamente sentenciado con dos tantos, pero Martín redujo distancias, anque no sirvió de nada. SEGUNDA DERROTA SEGUIDA. Tras haber caído en casa frente a Osasuna B
ÁREA 11
El Guijuelo se hunde un poco más en la clasificación, tras perder ayer ante el filial de la Real Sociedad, en un partido flojo donde los guipuzcoanos fueron mejores, aunque tampoco realizaron un partido excelente, pero sí estuvieron lo suficientemente acertados para que los tres puntos no se marcharan de tierras donostiarras.

El conjunto chacinero llegó a San Sebastián con la intención de llevarse al menos un empate y dejó la posesión del balón a los hombres dirigidos por Meho Kodro (histórico exjugador que pasó por las filas de la propia Real Sociedad y el Fútbol Club Barcelona). Como resultado de este planteamiento, la primera parte fue un monólogo del equipo blanquiazul. Durante la primera media hora de la contienda, el Guijuelo estuvo bien ordenado en defensa, cerrándose bien y siendo sus futbolistas generosos en las ayudas y gracias a ello, el guardameta Ímola apenas tuvo que intervenir durante este periodo del encuentro.

Pero a los 27 minutos de juego, la suerte se alió con los locales. Ros recibió un rechace al borde del área y su disparo, tras golpear en un rival, lo que cambió la dirección del balón, se introdujo en el fondo de la portería defendida por Ímola.

Con el 1-0 llegaron los mejores momentos locales y a los 34 minutos, Colinas, tras realizar una gran jugada personal, sin duda la mejor del partido, en la que se deshizo de todos aquellos que le salieron al paso, logró el segundo gol para la Real Sociedad B.

El encuentro se ponía muy cuesta arriba para los jugadores entrenados por María Hernández. El segundo gol parecía dejar el choque prácticamente visto para sentencia. Sin embargo, el Guijuelo se estiró y se lanzó en busca del gol. A los 43 minutos, el colegiado decretó penalti a favor del cuadro salmantino. Jonathan Martín se encargó de lanzar la pena máxima pero Mandaluniz, realizando una gran intervención, mandó el balón a córner. Pero justo a la salida del saque de esquina Jonathan, que segundos antes no había sido capaz de materializar el penalti, se quitó la espina que tenía clavada y consiguió marcar el 2-1.

Si la primera parte fue bastante floja, la segunda fue peor. Aunque en los primeros instantes de la reanudación parecía que el Guijuelo iba a por el empate, Sin embargo, solo fue un espejismo. Los salmantinos dispusieron de una única ocasión con un remate de cabeza de Garban a los 60 minutos que salió fuera por poco. En esta ocasión, el exfutbolista del Santa Marta, que está en un excepcional estado de forma, no logró marcar para su equipo.

A partir de este momento, el partido navegó entres las imprecisiones y la falta de claridad de ideas de uno y otro equipos, provocando que los porteros no tuvieran que intervenir en ningún momento. Lo único destacable fue una ocasión para los donostiarras, cuando tras una jugada de Colinas, entregó el cuero a Alain para que rematara al fondo de las mallas, pero el delantero hizo lo más difícil y mandó el balón fuera.

Tras este fallo, el Guijuelo todavía seguía en el partido. Pero no fue posible. No logró inquietar la meta del conjunto rival y se cumplió el tiempo y el encuentro llegó a su final con el triunfo de los vascos.

Tras esta derrota, el Guijuelo aún continúa en zona de descenso a Tercera Divisón. Con la de ayer, los de María Hernández suman dos derrotas de forma consecutiva.

Chopi, Rubén Pérez, Bakero y Alonso debutaron ayer en Liga con el conjunto salmantino. Cumplieron, pero aún es pronto para que los fichajes invernales puedan brillar. Les falta adaptación.