Se incrementan las ayudas de emergencia social en la provincia

Alimentos

Se desembolsaron cerca de 400.000 euros durante el último año, una cantidad que permitió conceder apoyo a más de 400 solicitudes.

La Diputación de Salamanca concedió el pasado año un total de 414 ayudas de emergencia social para personas necesitadas, una cifra que se ha triplicado si se compara con los 137 expedientes aprobados en 2010.

 

El presidente de la Institución Provincial, Javier Iglesias, acompañado por los diputados Eva Picado y José María Sánchez, ha señalado que estas ayudas han sido posibles gracias a un desembolso de 392.053 euros.

 

Esta partida también se ha incrementado en los últimos años, puesto que ha ido subiendo la cuantía anualmente. Por ejemplo, en 2010 fueron 160.200 euros, de los cuales 30.000 aportó la Diputación y el resto llegó de la Junta.

 

Ya en el presente año, la Administración tiene previsto un desembolso de 510.000 euros, de los cuales 255.000 saldrán de los recursos propios de la Institución Provincial y 254.000 serán aportados por la Junta de Castilla y León.

 

En cuanto a las ayudas de 2014, ahora contabilizadas, 381 se entregaron con carácter ordinario para familias necesitadas y las otras 33 se efectuaron por la vía extraordinaria para paliar problemas de los ciudadanos.

 

De ellas, 259 se destinaron a pagar gastos de vivienda como luz o agua, 48 para pagos de alquiler, 17 para dotar de alojamiento temporal, 13 para alimentación, tres para cuotas hipotecarias o dos para levantar embargos, entre otros motivos.

 

Respecto a los usuarios, se han contabilizado beneficiarios de 84 municipios diferentes, principalmente del alfoz de la capital,  y el 45 por ciento de ellos fueron mujeres de menos de 45 años con cargas familiares.