“Se dio una imagen lamentable que no se puede volver a consentir”

RESPONSABILIDAD. “Me siento tan culpable como el que más pero lo que tengo claro es que estos futbolistas no son así”
T. S. H.

Nadie en el seno de la UDS, o al menos nadie que sienta los colores de este equipo, pasó una buena tarde el domingo. Entre los más afectados se encontraba el director deportivo de la entidad, Baltasar Sánchez, que ayer seguía molesto y analizaba lo sucedido, además de dejar claro –algo que tiene previsto decirle a ellos cara a cara durante la semana–, lo que espera del equipo a partir de ahora.
¿Vivió uno de sus peores días como unionista?
Sí, sin duda. Fue un día muy desagradable por no utilizar otro vocabulario u otras palabras más fuertes. No es tanto la derrota como sobre todo cómo se produjo. Algo así no se puede volver a repetir porque no se puede poner en duda su profesionalidad de una plantilla. Los futbolistas se contagiaron unos con otros y ése no es el equipo que queremos ni el que se ha hecho. Están en la obligación de reivindicarse.

¿Qué fue lo que más le molestó?
Repito que esa actitud de ayer –por el domingo–, no se puede volver a consentir. Entre ellos, dentro del vestuario, lo que tienen que hacer es contagiarse pero de ganas de luchar contra la adversidad y no bajar los brazos. Se dio una imagen lamentable, así lo pensamos muchos y es necesario que lo sepan y lo analicen. El próximo día tenemos un rival al que que creo que le podemos ganar y luego una calendario aún largo por delante. Yo no quiero ver a nadie cabizbajo. Lo que quiero es que saquen la raza, el amor propio, el fútbol que tienen y que sean capaces de competir más de lo que lo hicieron ante el Valladolid.

¿Fue sólo un problema de actitud, de que afectó lo que decidió el colegiado o de carencias futbolísticas?
Independientemente de que pudiera haber un error, creo que hay que dejarlo al margen y hace falta sacar esos valores que acabo de decir. El fútbol es así y cualquier día malo se puede tener. Puede haber un accidente pero lo que pasó, repito, que no se tiene que volver a producir, esa manera de contagiarse, de darlo por perdido. Se puede perder, pero con la cabeza alta y dejando todo el sudor dentro del campo y eso no se produjo.

No será lo más importante pero es que además a usted, que es el que ha conformado esta plantilla, no le deja en buen lugar.

Personalmente me siento tan culpable como el que más pero lo que tengo claro es que estos futbolistas no son así.Lo creo porque lo han demostrado y lo van a hacer a partir de ahora. Tienen una deuda con todo el mundo: con la institución, conmigo, con el presidente y los aficionados. También consigo mismos como profesionales que son. Ellos mismos han reconocido su error así que si se sabe la enfermedad, se puede curar.

¿Qué quiere que quede del mensaje que les va a transmitir?
Mi obligación es transmitir lo que hay. Que estamos en una situación complicada pero que debemos ser optimistas. Yo tengo entereza para hacerlo y creo que ellos deben pensar que la meta se puede conseguir. Estamos a once partidos del final, viene un calendario que, en teoría es más propicio. Que recuperen la autoestima, que crean en ellos mismos. Este equipo ha enseñado dos caras esta temporada y hay que volver a la buena y no permitir que las circunstancias adversas lo saquen de los partidos. Olvidarse de todo.

¿Incluso de los árbitros?
De todo, hay que trabajar en lo propio y dejar el resto.