"Se debe concebir el gasto en educaciĂłn como una inversiĂłn, no como un gasto"

AsĂ­ lo han manifestado profesores, alumnos y padres que estĂĄn viendo como los recortes implantados por el Gobierno se estĂĄn llevando por delante la educaciĂłn de una generaciĂłn

Profesores, padres y alumnos se han manifestado esta maùana en el parque de Wisburg de Salamanca de forma pacífica para mostrar su descontento frente a los recortes en educación que se vienen produciendo. Muchos de los profesores presentes, que forman parte de la Junta de Personal Docente no Universitaria, han comentado que "se debería concebir el dinero destinado a la educación como una inversión y no cómo un gasto" y "sería mejor pedir un prÊstamo para educación que no para sanear bancos".

En el acto estaban presentes el Instituto Francisco de Salinas, Colegio PĂşblico San Mateo y el Instituto de EducaciĂłn Secundaria Mateo HernĂĄndez, que coincidiendo con los ratos de descanso entre clases, de 12.15 a 12.45h, se reĂşnen de forma pacĂ­fica para dar voz a esta problemĂĄtica que pretende arrasar con todo lo construido hasta el momento, estableciendo recortes en la reducciĂłn del profesorado, aumentando las horas lectivas, aumentando tambiĂŠn el nĂşmero de alumnos por clase, -lo que repercutira en una disminuciĂłn de la atenciĂłn-, menos presupuesto y la no contrataciĂłn de profesorado.

Los profesores alegan tener miedo por las genereraciones venideras, "los alumnos de hoy que serån el futuro del maùana no van a poder tener una educación pública digna", y no podrån disfrutar de un aprendizaje especializado como se ha venido haciendo hasta ahora. Se suma la posible desparición de los desdobles en educación especial para alumnos que necesiten una atención mås personal, como ocurre en el caso de algunos colegios, donde por razones personales los chavales sufren algún tipo de deficiencia. 

Para concluir, "la InspecciĂłn anuncia que el recorte estĂĄ en uno o dos profesores por departamento", explica MarĂ­a JosĂŠ de UGT, "lo que implica mĂĄs horas de trabajo y la ruina para aquellos que ni siquiera puedan ejercer su profesiĂłn".