Se apagó la llama del artífice del movimiento olímpico moderno

LAS CAUSAS. Juan Antonio Samaranch ingresó el domingo con una insuficiencia coronaria aguda de la que no se recuperó. MÉRITOS. Sólo Pierre de Coubertin fue presidente del COI más tiempo que él
AGENCIAS / ISABEL DE LA CALLE

El ex presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Juan Antonio Samaranch, murió ayer a las 13.25 horas en el Hospital Quirón de Barcelona a los 89 años a causa de una parada cardiorrespiratoria.

Samaranch ingresó en el centro el domingo aquejado de una insuficiencia coronaria aguda, y a la media hora sufrió un shock tras el que entró en estado muy grave y no se recuperó. Su salud había empeorado desde que en 2001 dejó la presidencia del COI, e ingresó en un centro de Lausana por “fatiga extrema”. Samaranch estuvo 21 años al frente del COI y fue el artífice de la modernización de los Juegos y de la incorporación de los países del bloque comunista. Fue el gran valedor de los Juegos de Barcelona de 1992.

Hoy a las 10.00 horas se instalará su capilla ardiente en el Palau de la Generalitat, que abrirá al público al mediodía, y por la tarde se celebrará una misa en su honor en la Catedral de Barcelona.

Comenzó como jugador de hóckey
Samaranch cursó estudios de profesor mercantil, en la especialidad de Industria Textil. Se inició en el deporte en el RCD Español como jugador, directivo y entrenador de hóckey sobre patines. Llegó a ser seleccionador y presidente de la Federación Española de Patinaje (1954-1956). Mientras, en su actividad empresarial, fue consejero delegado y gerente de la sociedad Samaranch Hermanos, así como consejero de la Fábrica Española de Magnetos, del Banco de Madrid y del Banco Catalán de Desarrollo.

Pronto le llamó el mundo de la política y fue concejal de Deportes en el Ayuntamiento de Barcelona entre 1955 y 1962. En diciembre de 1966 fue designado delegado nacional de Educación Física y Deportes, hasta septiembre de 1970.

Miembro del Comité Olímpico Español (COE) desde 1956, ocupó la presidencia de este organismo desde 1967 hasta diciembre de 1970. En 1966 fue elegido miembro del COI. En Moscú el 16 de julio de 1980 fue elegido presidente. El 16 de octubre de 1986, en la 91 Sesión del COI en Lausana (Suiza), Samaranch anunció que los Juegos Olímpicos de 1992 los organizaría Barcelona, su ciudad natal. Pasará a la historia como el segundo presidente del COI que más tiempo ocupó el puesto, durante 21 años, por detrás del barón Pierre de Coubertin, quien lo presidió casi treinta (1896-1925).