Se acerca el Lunes de Aguas, pero ¿saben los salmantinos por qué se celebra?

Los estudiantes que vienen de fuera tienen alguna duda más

Apenas quedan un par de días para que Salamanca entera prepare la merienda y el hornazo y se vaya al campo a celebrar el Lunes de Aguas.

Esta tradición arranca en el siglo XVI cuando Felipe II promulga un edicto en el cual ordena que durante los días de Cuaresma y Pasión la prohibición de comer carne se haga extensible en todos los sentidos, y para evitar conductas que conlleven pecado carnal, obliga a que las mujeres "de vida alegre" sean expulsadas de la ciudad, y conducidas extramuros durante el citado periodo cuaresmal, poniendo además como condición que ninguna sea osada de acercarse a menos de una legua de los límites de la ciudad so pena de sufrir gran castigo.

A partir de este edicto, pues, las prostitutas de Salamanca abandonaban la ciudad antes de comenzar la Cuaresma y el tiempo de abstinencia, y desaparecían de ella de manera temporal, recogiéndose en algún lugar al otro lado de río Tormes.

Pasada la Semana Santa y con ella el periodo establecido, las rameras regresaban a Salamanca el lunes siguiente al Lunes de Pascua, para lo cual los estudiantes organizaban una grandísima fiesta, las calles de Salamanca se trocaban en torrentes de vino tinto, y salían a recibirlas a la ribera del Tormes con gran júbilo.

¡Vamos a ver si los salmantinos recuerdan la historia!