¿Se acabaron los exámenes en septiembre en Secundaria y Bachillerato?

(Foto: I. Calle)

Los departamentos de Educación de las diferentes comunidades autónomas preparan ahora el calendario escolar para el próximo curso, 2016-2017 y una de las novedades afecta a las conocidas recuperaciones. 

Una de las principales novedades es que se prevee que toda la Secundaria y Bachillerato realicen sus recuperaciones finales en junio. De manera que la clásica convocatoria extraordinaria de septiembre se adelantará a junio. Esta medida afecta a todos los centros, tanto públicos como concertados.

 

Esta medida pretende conseguir un mayor éxito de los alumnos en sus recuperaciones y garantizar el descanso de todos los estudiantes en el periodo vacacional. Este cambio asegura que la evaluación la realice el mismo profesorado que imparte el curso, impulsa la evaluación continua y facilita ese segundo examen con la materia aún reciente.

 

Lo cierto es que el cambio de los exámenes septiembre a junio era una posibilidad teórica que adelantó el Consejo de Estado al analizar el decreto de las reválidas de Secundaria y Bachillerato. Pero, ahora ya se ha hecho realidad en Madrid tras el anuncio de la presidenta Cristina Cifuentes, quien justifica la medida basándose en que en septiembre el índice de aprobados es bajísimo. Son ya muchas las Comunidades que observan el ejemplo de la madrileña para el próximo curso o el 17-18.

 

Según los datos que baraja, al menos la mitad de los alumnos que se presentan suspende todas las materias: el 58 por ciento por ciento en bachillerato, el 49 por ciento en ESO, el 67 por ciento en el grado medio de FP y el 48 por ciento en el grado superior.

 

Entre las VENTAJAS Y BENEFICIOS que tiene el cambio de septiembre a junio, el Consejo de Estado ha apuntado los siguientes:

 

1. El ingreso en la universidad. Los estudiantes que no aprueban en junio y tienen que presentarse en septiembre, tienen menos posibilidades de conseguir plaza, ya que en septiembre en gran parte de las facultades ya no hay plazas.

 

2. Reducción del coste de academias de verano. Las familias no tendrán que pagar academias durante los meses de verano, y podrán disfrutar de las vacaciones. 

 

3. Todos los estudiantes podrán disfrutar de las vacaciones de verano. Al suspenderse la convocatoria de septiembre, el periodo de descanso se extiende a todo el alumnado, ya no será solo para los que hayan aprobado todo en junio.

 

4. Mayores posibilidades de aprobar. Con la materia reciente, se prevee que el índice de resultados positivos sea más alto. Algunas comunidades autónomas, como la de Madrid contempla que en los centros educativos haya clases de refuerzo, impartidas por los propios docentes, que son los que mejor conocen a cada alumno.

 

CALENDARIO APRETADO

 

Educación prevee que el calendario que se prepara ya de cara al próximo curso sea "muy apretado", ya que contará con la convocatoria de septiembre y las dos previstas en junio. Entre estas últimas se prevé un repaso de alrededor de siete días, que todo el alumnado tendrá que hacer acudiendo al centro. 

 

El curso 2016-2017 dará comienzo el 6 de septiembre para los niños de 0-3 años de Educación Infantil y el día 8 para los niños del segundo ciclo de Infantil, Primaria y Educación Especial. El lunes 12 de septiembre empezarán las clases los alumnos de primero de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), y al día siguiente (martes 13) lo hará el resto de ESO y Bachillerato.