Óscar Valero: 'El Metrónomo' del CD Guijuelo

Valero se ha convertido en una pieza casi insustituible en el equipo salmantino en el medio campo (Foto: Chema Díez)

El ahora '8' del equipo salmantino ha mejorado de manera notable su rendimiento como pivote y cuenta con una gran capacidad de sacrificio en defensa y llegada en ataque.

El metrónomo es un aparato o utensilio que se utiliza para indicar un tiempo o compás en la música y que produce de manera regular una señal que permite a un músico mantener un ritmo constante.

 

Esta definición, aplicada al fútbol, sirve como ejemplo para ilustrar la función y el trabajo de un futbolista que está rindiendo a un nivel muy elevado fuera de su posición natural. Es el caso del jugador del CD Guijuelo, Óscar Valero, quien ha dejado la banda derecha para convertirse en una pieza fundamental en el doble pivote del equipo salmantino, en la sala de máquinas... donde se crea el fútbol.

 

"Solo intento hacer mi trabajo lo mejor posible. Me encuentro muy bien físicamente y eso también ayuda, igual que el juego y la racha positiva del equipo; a todos nos salen las cosas y eso es importante". Así lo señala el propio protagonista, Óscar Valero, quien argumenta además que lo que quiere "es jugar".

 

"Está claro que todos tenemos una posición en el campo, pero yo quiero jugar y me siento muy cómodo ahí en el medio; disfruto jugando que es lo importante. Además, el rendimiento del equipo está siendo muy bueno en todas las líneas", argumenta.

 

 

La suya fue una decisión de urgencia ya que las bajas apretaban al equipo salmantino. Rubén de la Barrera se decantó por usar a Valero en el medio junto a Javi Moreno (ya había jugado en algún partido en la 2011-12 con Imanol Idiakez) y el 'experimento' ha funcionado a la perfección.

 

De hecho, ha sido titular en todos los partidos que ha jugado en esa posición y su juego es clave por su sacrificio en defensa y su sorpresa por las llegadas desde segunda línea que ya han provocado más de un susto al equipo rival.

 

Además, el maño se ha convertido en el jugador que marca la pausa y los tiempos del partido en muchas ocasiones y que favorece el buen balance tanto defensivo como ofensivo del CD Guijuelo y eso lo aprovecha a la perfección Rubén de la Barrera.

 

'El metrónomo' del CD Guijuelo marca el tiempo de un equipo que quiere seguir soñando y puede hacerlo por méritos propios.