Óscar Sánchez ve "al partido morir", aunque cree que "sigue siendo necesario"

El salmantino de UPyD, Óscar Sánchez (Foto: UPyD)

El candidato a la alcaldía de Salamanca por UPyD presentó ayer su renuncia tras no soportar el "chorreo de gente válida" que se ha ido del partido. 

Óscar Sánchez presentó ayer martes su renuncia al puesto de candidato a la alcaldía de UPyD al Ayuntamiento de Salamanca que había ganado en las primarias. El mismo día en el que un peso pesado de su partido en el ámbito nacional hacía lo propio en Valencia, Toni Cantó.

 

"Es una pena, me siento triste, UPyD no merece la situación que atraviesa", reconoce Sánchez Alonso. "Uno sabe cuando se embarcó en este partido que tendrá que pelear con maquinarias de otros partidos más grandes, pero necesitas saberte dentro de un proyecto que camine bajo la misma dirección", apunta el salmantino.


"Me entristece ver el 'chorreo' de gente válida y comprometida y no puedo afrontar una campaña así", dice. "Se tenían que haber asumido responsabilidades después de las elecciones andaluzas, al menos para demostrar que se tomaba nota de algunas cosas", recuerda el profesor universitario.

 

Sin embargo, Óscar Sánchez -que seguirá siendo afiliado a UPyD- no quiere irse dando un 'portazo'. De este modo, asegura que Rosa Díez "ha cometido errores en la gestión de algunas decisiones complicadas, pero yo no estoy en la dirección del partido y supongo que habrá optado por lo más razonable", dice. "Además, debo mostrar mi admiración y reconocimiento a una de las personas que fundó el partido", continúa.

 

"El partido sigue siendo necesario, pero mi problema es emocional. Es un partido al que ves morir y no he podido luchar contra eso", finaliza el político salmantino.