Óscar López exige que ‘El Calvario’ regrese al palacio de Los Águila

Jornada de trabajo. El secretario regional del PSCyL, que recorrió las márgenes del río Águeda y conoció la presa de Irueña, reconoció que la despoblación es uno de los problemas de la comarca
Ical


López insistió en que “su sitio natural es Ciudad Rodrigo”, para precisar que se ha sentido “muy solo” en esta reivindicación. “No me he sentido acompañado por el PP de Castilla y León que tiene varios representantes en la Fundación”, apuntaba el secretario regional del PSCyL, con motivo de la visita que realizó a la localidad para conocer el estado de las obras de acondicionamiento del Río Águeda.

Por otra parte, López apoyó la reapertura de la línea ferroviaria de la Vía de la Plata, si bien se mostró cauto por la viabilidad del proyecto, que es complicado de ejecutar debido a la despoblación que sufre este corredor del oeste español. “El corredor tiene ahora menos población que en 1930”, anunció López, con lo que se registraría menor demanda.

El secretario general dejó claro su apoyo a la reapertura, como ya hizo en la presentación del proyecto por parte de la Cámara de Comercio, y admitió que hay que ser “sinceros, porque además se desconocen los costes”, y culpó de esa despoblación al presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, quien, a su juicio, en el Debate sobre el Estado de la Comunidad “reconoció su fracaso al anunciar una nueva agenda contra la despoblación”. “Lo cierto es que los presupuestos recogen cero euros contra la despoblación”.

Estas declaraciones sobre el problema de la despoblación las hizo López precisamente en una de las zonas más afectadas por este problema, como es la comarca mirobrigense. Hasta esta localidad fronteriza se desplazó para celebrar una jornada de trabajo con dirigentes socialistas, conocer las prioridades y las necesidades de la zona. El líder socialista aprovechó también para recorrer las márgenes del río Águeda, una actuación del Gobierno de España a través de la Confederación Hidrográfica del Duero.

También pudo conocer la presa de Irueña, construida como solución al problema de las inundaciones que sufría el barrio de El Puente de la localidad cada vez que la comarca sufría importantes lluvias. “Esta presa ha costado muchos años ponerla en marcha, pero ahora beneficiará a Ciudad Rodrigo”, comentó López, quien calificó este proyecto como “importante” y que servirá para “mejorar la calidad de vida” de los ciudadanos.