Óscar Cano se pone al día a toda velocidad para marcar prioridades

REUNIÓN DE TRABAJO. Tras conocer las instalaciones se puso, junto a Balta, manos a la obra para señalar las necesidades para reforzar la plantilla.
T. S. H.
Óscar Cano llegó a Salamanca y rápidamente se arremangó para ponerse manos a la obra junto a Balta y tratar de acelerar así las incorporaciones que necesita el equipo. Todo después de visitar las instalaciones, vestuarios y lugares donde desarrollará su trabajo y también de charlar con el que espera que sea su preparador físico, Luis Bonilla que se reunió con Balta que le presentó su oferta. El director deportivo espera que hoy mismo pueda quedar cerrado el cuerpo técnico que estará junto a Cano, en el que además del propio Bonilla, es probable que Zegarra se convierta en su ayudante y resta por determinar el nombre del preparador de porteros. Después llegó el momento de evaluar la situación de la plantilla y los nombres que hay sobre la mesa para cubrir los numerosos huecos que están libres. Jugadores como Arbilla, Abasolo o Ángel están bien vistos por el técnico granadino, aunque antes de los fichajes habrá que resolver la historia interminable de las renovaciones.

Contraoferta de Cuéllar
Aunque la firma por dos años de Sito Castro se espera en cualquier momento no acaba de producirse, mientras que ayer por fin llegó la llamada del representante de Cuéllar que presentó una contraoferta a la propuesta realizada por el club. Las posturas aún no están cercanas y después de estudiarlas será Balta el siguiente que tenga que dar un paso. También ayer quedó pendiente una charla con el agente de Quique Martín, que estaba pendiente de otra serie de reuniones y no pudo ponerse en contacto con la UDS y se espera que lo haga hoy para tratar de acercar posturas.