Óscar Cano inicia su proyecto con sólo diecisiete jugadores disponibles

A eso de las 9 de la mañana, se acabaron las vacaciones. Los jugadores de la UDS están citados a esa hora en las instalaciones del Helmántico para, después de las pertinentes pruebas y del saludo del nuevo entrenador, Óscar Cano, saltar por primera vez al césped de los anexos para iniciar una nueva temporada. Será un primer día descafeinado, más que nada porque faltan al menos siete incorporaciones por realizar y porque habrá alguna ausencia más entre los que ya están confirmados. Pero será la primera vez que se pueda observar de cerca el trabajo de Cano, la gran apuesta del club para la nueva campaña.
D. G.

El técnico granadino contará en su primera sesión con sólo dieciocho futbolistas: los porteros Biel Ribas, Bernabé y Mario Villoria; los defensas Andrés González, Anaitz Arbilla, Zamora, Goikoetxea, Sito Castro, Sito Cruz, Carlos Valverde y José Ángel; los centrocampistas Endika Bordas y Perico y los delanteros Linares, Javi, Kike López y Sarmiento. Estará también, aunque no se ejercitará, Toti, que sigue recuperándose de su operación para solucionar los problemas de pubalgia. Ya para la sesión vespertina se espera que se incorporen Akinsola y Quique Martín. El asturiano firmará su renovación por la mañana y se ejercitará por la tarde, mientras que el nigeriano llegará a España por la mañana y también se pondrá a las órdenes de Cano en la segunda sesión del día. Quien no estará con el grupo es Mathew Edile, que podría certificar su baja como jugador unionista en los próximos días.

Cano tendrá a sus órdenes, por lo tanto, a tres de los cuatro fichajes concretados: Arbilla, Andrés y Sarmiento. De Galindo, se sigue a la espera de que solucione sus problemas con el visado y aún puede tardar uno o dos días más. Además, el técnico incorpora a cuatro jugadores del filial: el portero Mario Villoria, que ya entrenó con el primer equipo la temporada pasada, los defensas Sito Cruz y José Ángel, éste último con más opciones de ser utilizado en el centro del campo, y el delantero juvenil Javi, con quien la UDS espera alcanzar un acuerdo de renovación para las próximas cuatro temporadas. Todos ellos tratarán de convencer a Cano para quedarse en la primera plantilla. Lo mismo que Carlos, que aún no ha dado el visto bueno a su cesión al Guijuelo porque cree que puede tener opciones de quedarse en el Salamanca.

En cuanto al cuerpo técnico, en la sesión matutina estarán el propio Cano, acompañado de Pablo Zegarra, que será su segundo entrenador, y de Luis Bonilla, nuevo preparador físico unionista. Falta por concretar la llegada del entrenador de porteros. Ayer se acercaron posturas con Julio Iglesias, que podría confirmar hoy mismo su incorporación al equipo técnico.

El primer partido amistoso será el día 31, en Cáceres, por lo que Cano tendrá por delante casi dos semanas para conocer a sus pupilos antes de probar su primer once. Un mes después de ese encuentro con el Cacereño llegará la primera prueba de verdad con el primer compromiso liguero. Pero, hasta ese momento, queda por delante un verano que se presume muy movido.