Óscar cano, entrenador de la Unión deportiva Salamanca: “Hemos estado espesos, ésa es la palabra, y con poca movilidad”

 
T. S. H. / león

Para nada hemos sido el equipo que queríamos de acuerdo con nuestra forma de jugar. No ha salido nada, no podemos ser exagerados en las victorias y en las derrotas, pero los errores están para coregirlos”, explicaba Óscar Cano tras el encuentro de ayer. “La verdad es que hoy no es para estar demasiado satisfechos con nuestra actuación”, sentenciaba el técnico, disgustado pero analizando el juego. “De mí no se va a sacar una conclusión que no sea lógica. El eje de la defensa, el centro, Marcos Márquez o Quique Martín no han repetido del encuentro anterior y no creo que se pueda achacar a lo físico”, señalaba el preparador.
“Hemos estado muy espesos, la pelota no circulaba como de costumbre. Hemos tratado de dar minutos a jugadores que así lo requerían, queríamos ver determinadas cosas y cómo podían interaccionar diferentes jugadores sobre el terreno de juego. Tenemos claro los que se van a quedar y los que no, por eso queremos ver cosas”, subrayaba el granadino. “Nos quedan dos rivales todavía, ante el Regional del Ciudad Rodrigo y otro, así que hay que ir buscando cosas que ya pueden llegar”, manifestaba Cano. “Hemos estado espesos, ésa es la palabra, con poca movilidad. Los jugadores no encontraban al compañero que tenían cerca... a partir de no tener circulación, que es nuestro fuerte, hemos perdido el balón y eso nos ha obligado a echarnos para atrás, donde hemos estado menos cómodos”, afirmaba el técnico. Cano, a pesar de la mala impresión, no se daba por vencido: “Hemos visto al equipo hacerlo bien en esta pretemporada y a pesar de no haberlo hecho bien, hoy puedo decir que estoy tranquilo. Por poner una nota positiva, el eje de la defensa ha estado bien y los laterales han mejorado mucho sobre otros encuentros”, resumía Cano.